Aduriz no encuentra el gol y Kepa se queda sin debut

Aduriz no pudo anotar ante Israel. / AFP

España cierra la fase de clasificación para el Mundial de Rusia 2018 con una victoria gracias a un golazo de Illarramendi

JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

En un partido de trámite para la ya clasificada España, Julen Lopetegui dio la oportunidad a los secundarios en el duelo que cerraba el grupo. Sólo Sergio Ramos repitió con respecto al equipo que certificó en Alicante la presencia en Rusia. Es su forma de hacer grupo, de demostrar a sus jugadores que todos cuentan.

Resulta que hasta la segunda línea de ‘La Roja’ es un equipo repleto de talento y con capacidad para dominar el duelo de cabo a rabo. Israel se dio enseguida cuenta de lo que le esperaba. En los dos primeros minutos, sus jugadores apenas tocaron dos balones. Sin ningún interés por atacar, su objetivo era no salir vapuleados de Jerusalén.

Aduriz estaba en el once de Lopetegui. Una buena noticia para él mientras se vive una dura lucha entre los delanteros centros por estar en el Mundial. Morata y Rodrigo parecen los mejor colocados. Hay una tercera plaza. Aduriz lucha por ella, pero también lo hacen Aspas, que saltó en la segunda parte, Diego Costa y hasta el recuperado Villa. El gran argumento de Aduriz es su don de la oportunidad. Con Asensio y Pedro a sus costados, se agarró a su intuición para encontrar el sitio perfecto. Pero apenas recibió balones en condiciones.

0 Israel

Harush; Keltjens, Ben Haim, Tibi, Davidzada; Kabha (Bitton, m.67), Cohen, Natcho (Benayoun, m.75); Atar, Hemed y Melikson (Chaim,m.54)

1 España

Reina; Azpilicueta, Ramos (Aspas,m.46), Nacho, Monreal; Busquets, Illaramendi, Viera; Pedro (Callejón, m.76), Aduriz (Isco, m.66) y Asensio.

Goles
M.78. Illarramendi
Árbitro
Craig Thomson (Escocia).
Incidencias
Estadio Teddy Kollek de Jerusalén. Lleno. 31.000 espectadores.

Al equipo de Lopetegui se le notó en exceso que lo formaban jugadores con pocos minutos juntos. Así se explica que le costara mucho generar peligro ante un rival que con su 4-5-1 metió diez jugadores por detrás de la pelota. Viera y Asensio quisieron ayudar en la construcción, pero se equivocaron. Generaron un exceso de organizadores y dejaron a ‘La Roja’ en muchos momentos sin el medio punta y sin un extremo.

Busquets alcanzó anoche su partido cien con la absoluta. Lopetegui tuvo un detalle con el catalán. Quitó a Sergio Ramos en el descanso y le convirtió en capitán de España.

Con tres defensas y un delantero más, el seleccionador lanzó el mensaje de que buscaba el triunfo. Era imprescindible para mantener las escasas opciones de su equipo de ser cabeza de serie en el Mundial.

Aduriz se fue del campo en el minuto 65 con apenas dos ocasiones claras. En la primera, su remate de cabeza en vaselina fue detenido por Harush. En la segunda parte, poco antes de retirarse, intentó tocar de manera sutil la pelota ante el portero. Su tercer gol con ‘La Roja’ tendrá que esperar. Le faltaron balones en condiciones desde los costados y un rival menos cerrado y que dejara más huecos a los delanteros.

Lopetegui llegó al duelo con dos marcas destacables. Aún no había perdido con España. En vista de que los israelitas sólo defendían, era muy complicado quedarse sin esta condición. Anoche alcanzó al mítico Luis Aragonés. Son los dos únicos seleccionadores que han arrancado con 14 encuentros sin perder.

El otro gran mérito era que su equipo siempre había marcado. Ninguno de los dos delanteros encontró puerta. La tuvo que ver Illarramendi. Lo hizo con un espectacular derechazo desde fuera del área tras un rechace en un córner. Es la primera diana en la selección para el mutrikuarra. Firmó un gran partido y se consolidó como alternativa a Busquets.

Lopetegui se retiró satisfecho. España entra en el Mundial de forma arrolladora, nueve victorias, un empate, 36 goles a favor y 3 en contra. Nadie le discute la condición de una de las principales candidatas al título.

Kepa tiene que esperar

Kepa repitió en la convocatoria. Lopetegui le tiene una gran confianza y le ha señalado como relevo de De Gea. Pero, por ahora, el puesto de portero suplente es para Reina. Todos los seleccionadores han estado encantados con el del Nápoles. No es uno de esos guardametas suplentes que pongan malas caras. Al contrario, nadie como él para hacer chistes y grupo. Lleva doce años en la selección. El de ayer fue su partido 36.

Lopetegui tenía claro que iba a darle la titularidad. La esperanza de Kepa es que le proporcionara alrededor de 20 minutos, pero no fue así. Bartra y él son los dos únicos entre los 25 convocados que no han jugado nada en los dos partidos. Su debut con la selección tendrá que esperar.

Fotos

Vídeos