El argentino Ricardo Bochini, principal candidato al 'One club man' del Athletic

Bochini, en un partido con Independiente. /E. C.
Bochini, en un partido con Independiente. / E. C.

El futbolista de 64 años , que cumplió toda su carrera en Independiente, es el mejor situado para ganar el premio en una terna en la que también están Joaquín y Puyol

JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

El argentino Ricardo Bochini (Zárate, provincia de Buenos Aires, 64 años) es el principal candidato a adjudicarse este año el premio 'One club man' del Athletic en una terna en la que también están Joaquín (Oviedo, 61 años, Sporting) y Puyol (Puebla de Segur, Lleida, 39 años, Barcelona), según ha podido saber EL CORREO. La distinción reconoce a aquellos futbolistas que han desarrollado toda su carrera deportiva en un mismo equipo. Bochini la desempeñó en el Club Atlético Independiente desde 1972 a 1991.

Será la cuarta edición del premio. Hasta el momento lo han recogido sobre el césped de San Mamés el ingles Matt Le Tissier (Southhampton, 2015), el italiano Paolo Maldini (Milan, 2016) y el alemán Sepp Maier (Bayern Múnich, 2017).

Los tres candidatos cumplen con el espíritu del premio, pero la idea que se valora en el club es que por primera vez se distinga a un jugador de fuera de Europa. Esto daría una gran repercusión al Athletic en Argentina, en donde Bochini es un ídolo. Una de las claves con las que nació el premio es que sirviera de altavoz internacional a la filosofía del Athletic, única en el mundo.

Joaquín es un jugador que agrada también mucho porque militó en un equipo muy apreciado en Bilbao como el Sporting y porque desarrolló toda su carrera allí en unos años en los que era uno de los mejores centrocampistas de España. Es probable que el asturiano tenga que esperar al menos un año más. Puyol también es un aspirante de peso, aunque parece ser quien menos opciones tiene por ser el último del trío en retirarse del fútbol.

Un héroe

Bochini fue un héroe en Independiente, un grande del fútbol mundial y el club argentino más laureado internacionalmente. Jugó 714 partidos y anotó 108 goles. Ganó cinco Copas Libertadores, tres Copas Interamericanas, dos Copas Intercontinentales, el Mundial México' 1986, en el que sólo jugó un partido, y 4 Ligas argentinas.

Los competidores

Carles Puyol
Barça (1999-2014): Jugador emblema del club azulgrana. 22 goles.
Joaquín Alonso
Sporting (1976-1999): Jugó 514 partidos con el equipo asturiano y marcó 66 goles

Los hinchas de Independiente le admiraban profundamente. «Sólo le pido a Dios que Bochini juegue para siempre, siempre para Independiente, para toda la alegría de la gente», cantaban al que es considerado como uno de los mejores jugadores mundiales de las décadas de los setenta y ochenta.

Su pase, su visión geométrica del terreno de juego para filtrar balones y hacer toda su carrera en Independiente le convirtieron en un jugador muy querido. Diego Armando Maradona lo idolatraba. Gracias a 'El Pelusa', Bochini fue campeón del mundo.

En el Mundial Argentina'78, Bochini estuvo en la primera selección de Menotti pero se quedó sin ser campeón porque fue descartado en la última lista. En España'82 no fue convocado pese a su gran momento. Maradona pidió a Bilardo que llevara a 'El Bocha', como le apodaban cariñosamente, a México'86 porque era su gran ídolo. Quedaron campeones.

El ídolo de Maradona. El astro argentino pidió que Bochini fuera a México'86.
El ídolo de Maradona. El astro argentino pidió que Bochini fuera a México'86.

Sólo jugó unos minutos, los últimos cinco en la semifinal ante Bélgica. El partido iba 2-0 cuando apareció. Ese momento está en la historia del fútbol argentino por la reverencia y frase que le dirigió Maradona cuando entró al terreno. «Pase, maestro, lo estábamos esperando».

Maradona, que fue el mejor jugador de aquel torneo, combinó con su compañero en cuanto pisó la cancha. «Cuando vi que entraba Bochini, me pareció que tocaba el cielo con las manos. Por eso lo primero que hice fue tirar una pared con él. En ese momento sentí que estaba tirando una pared con Dios».

Su filosofía del fútbol la resume una frase que soltó sobre Cruyff. «Corre mucho, pero juega bien». Su retirada se produjo el 5 de mayo de 1991, después de sufrir una seria lesión en un partido Independiente-Estudiantes de La Plata. Con 53 años regresó para jugar un único partido con el Barracas Bolívar, de la Serie C. Fue una iniciativa de un periodista y como era un encuentro oficial le tramitaron ficha federativa. Pero ese final no cuenta. Se llevará probablemente el One Club Man del Athletic con todo merecimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos