El Athletic recibe un gol casi cada media hora desde la derrota en Las Palmas

Kepa encajó tres goles ante el Valencia. / EFE

Los rojiblancos se muestran débiles en defensa desde que Remy consiguiera en Gran Canaria romper su racha de 357 minutos sin encajar un tanto

GABRIEL CUESTA

El muro de contención del Athletic se ha ido derrumbando con el paso de las jornadas. José Ángel Ziganda ha visto cómo su defensa ha conseguido mantener su portería a cero en Liga durante 357 minutos a encajar un gol cada 36 minutos -incluyendo el partido ante el Zorya-desde que Remy consiguiera batir a Kepa en Gran Canaria.

La fortaleza defensiva rojiblanca se ha languidecido y, con ella, también los resultados. Los 'leones' acumulan seis encuentros -contando Liga y Europa League- consecutivos sin conocer la victoria.El último triunfo fue ante el Girona en San Mamés, el pasado 10 de septiembre.

Desde su debut ante el Dinamo de Bucarest, el 'Cuco' había contado por victorias sus ocho primeros encuentros oficiales como técnico del Athletic. En seis la portería rojiblanca permaneció intacta. Tres de ellos fueron en Liga, en el empate ante el Getafe y las victorias contra Eibar y Girona. En la cuarta jornada, el tanto de Remy en Las Palmas frenó el récord histórico de imbatibilidad del Athletic en un arranque liguero,que custodiaba Biurrun desde el año 1988 con 355 minutos.

Un punto de inflexión

Con la primera derrota llegó el derrumbe de los cimientos defesivos de los de Ziganda. Las Palmas fue un horrible punto de inflexión. Ese solitario gol en el minuto 87 supuso la derrota en Gran Canaria y el comienzo de una negativa dinámica con dos tropiezos más en Liga (Atlético y Valencia) y el doloroso empate a tres ante Málaga después de ir ganando 1-3 hasta última hora. En las últimas cinco citas, incluyendo el Zorya, los de Ziganda han encajado 10 goles.

El propio técnico de Larráinzar es consciente de la debilidad defensiva de su equipo. Tras el encuentro ante el Valencia, el 'Cuco' reconoció que su equipo había estado «muy flojo defensivamente». «Hay que ser mucho más duros», afirmó resignado. A Ziganda le queda pendiente la labor de reconstruir el muro rojiblanco para volver a encaminar al Athletic hacia la senda de la victoria.

Fotos

Vídeos