Iñigo Martínez firma con el Athletic hasta 2023 con una cláusula de 80 millones

Iñigo Martínez abandona las instalaciones de Zubieta tras despedirse de sus compañeros. / Arizmendi

El club rojiblanco paga los 32 millones de su cláusula. Ha sido presentado esta tarde en San Mamés

MIGUEL GONZÁLEZ | IKER ALAVA

Iñigo Martínez (Ondarroa, 26 años) es ya nuevo jugador del Athletic. El club rojiblanco ha hecho oficial la contratación del defensa, procedente de la Real Sociedad, tras abonar los 32 millones de su cláusula de rescisión. El central vizcaíno ha firmado hasta el 30 de junio de 2023 con una cláusula de 80 millones de euros. Ha sido presentado esta misma tarde en San Mamés. Menos de 24 horas después de que Aymeric Laporte tomara rumbo al City, el club rojiblanco ya tiene el recambio para el futbolista francés.

Martínez ha acudido esta mañana a Zubieta para despedirse de los que han sido sus compañeros de equipo. Sobre las 11.45 horas abandonaba las instalaciones en su vehículo sin hacer declaraciones. El jugador había comunicado anoche a la Real que se marchaba a Bilbao. Lo hizo a través del familiar que le lleva sus asuntos, quien adujo que la oferta que les ha llegado desde Ibaigane es «irrechazable»

Al parecer, Josu Urrutia se ha comprometido a pagarle cinco millones netos por temporada, una cantidad que dobla a la que percibe en San Sebastián y que le convertirá en el jugador mejor pagado de la plantilla rojiblanca. El Athletic renovó recientemente a Kepa Arrizabalaga y a Iñaki Williams por unos salarios anuales que se dispararon hasta los 4,6 y 4,2 millones, respectivamente, por lo que su ficha batirá un nuevo récord.

En cuanto Iñigo Martínez supo de la oferta tomó la decisión de hacer las maletas, algo que hasta ahora había evitado la Real a cambio de pagarle unos de los dos sueldos más altos de la plantilla. En esta ocasión, su entorno no dio siquiera margen de maniobra porque comunicó que la marcha del jugador era irrevocable. De todas formas, a nadie se le escapa que desde Anoeta hubiera sido imposible que le presentasen un contrato semejante, únicamente al alcance de Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid en Primera División.

Información relacionada

A la vez que el asesor de Iñigo Martínez transmitía a la Real la partida del jugador, el director general del Athletic se ponía en contacto con la entidad guipuzcoana para comunicar la intención de hacer efectivo el pago de la cláusula de rescisión.

Uno de los 4 capitanes

El adiós de Iñigo en mitad de la temporada supone un fuerte contratiempo para la Real, que no atraviesa por su mejor momento. El capitán Xabi Prieto había mostrado la semana pasada su confianza en que el central de Ondarroa se quedase en el equipo, pero no ha sido así y tendrán que arreglárselas en lo que resta de curso sin su concurso. Iñigo era uno de los cuatro capitanes de la plantilla después de llevar seis años y medio en el primer equipo.

La Real era consciente del escenario que planteaba el fichaje de Laporte por el Manchester City, que dejaba 65 millones en Bilbao, pero no esperaba que Iñigo se marchara en este momento. En verano pasado estuvo muy cerca de firmar por el Barcelona. El director deportivo, Robert Fernández, así lo transmitió a su entorno y al propio club txuri-urdin, pero finalmente la operación no llegó a cuajar. Desde la Ciudad Condal se afirmó que fue Leo Messi el que abortó la transferencia porque ello iba a quitarle minutos a su entonces compañero de equipo y selección, Javier Mascherano.

De cara a la próxima campaña su continuidad en Anoeta también estaba en peligro. No solo porque el Athletic hubiera podido ir a por él, sino porque otros clubes con más aspiraciones le tenían bien colocados en sus respectivas agendas. Además del Barcelona, el Inter de Milán y el Manchester City también le siguieron hace unos meses los pasos e incluso el Atlético de Madrid le barajaba como posible sucesor de Godín. Eso sí, seguramente en ninguno de estos clubes habría cobrado lo que va a recibir en Bilbao y eso es una razón que ha terminado pesando.

El vizcaíno no podrá jugar la Europa League

Iñigo Martínez, nuevo futbolista del Athletic, no podrá participar en la Europa League con el conjunto de José Ángel Ziganda. El central vizcaíno, de 26 años, ya ha disputado tres encuentros con la Real Sociedad en la Europa League: Vardar, Rosenborg y Zenit. La normativa UEFA impide que un profesional que haya defendido la camiseta de un equipo en un torneo continental puede disputar la misma competición con otra zamarra. Y eso le ocurrirá al profesional de Ondarroa, que se quedará en la grada, de primeras, en la ronda de dieciseisavos de final que enfrentará el Athletic con el Spartak de Moscú, primero en Rusia (15 de febrero) y luego en La Catedral (22 de febrero). Sucede lo mismo que con Coutinho en el Barcelona, que se perderá la Champions League en el grupo de Ernesto Valverde, un técnico que ya intentó la contratación de Martínez para la escuadra culé el pasado verano. Al final, no se concretó el fichaje y el vizcaíno vestirá de rojiblanco.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos