El Athletic inicia con Dani García la reconstrucción del centro del campo

El presidente del Athletic, Josu Urrutia, sella el acuerdo con Dani García en las instalaciones del club rojiblanco. /Athletic Club
El presidente del Athletic, Josu Urrutia, sella el acuerdo con Dani García en las instalaciones del club rojiblanco. / Athletic Club

El excapitán del Eibar ficha por el club rojiblanco para las próximas cuatro temporadas con una cláusula de 70 millones

JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

La esperada confirmación por parte del Athletic del fichaje de Dani García (Zumarraga, cumplió 28 años el 24 de mayo) se produjo ayer. La operación era un secreto a voces. Este periódico la dio por cerrada a primeros de abril. Ibaigane la hizo oficial a las cinco de la tarde de ayer. El centrocampista procedente del Eibar ha sido presentado hoy a las doce en Ibaigane. Como llega tras acabar contrato, no debe pagar traspaso.

García viene a reforzar la línea más necesitada del Athletic, el centro del campo. Dentro de una campaña mala, las peores noticias han llegado de una demarcación de pobrísimo rendimiento. Hasta ahora el Athletic había anunciado el fichaje de dos laterales, Capa (Eibar) y Ganea (Viitorul rumano), pero no había comunicado movimientos en el centro.

Eduardo Berizzo necesita enviar un mensaje en la sala de máquinas. Debe acometer cambios sustanciales. Necesita más vuelo en el juego. A eso viene García. A meter presión a un grupo de centrocampistas de rendimiento muy decepcionante. El exazulgrana es un jugador experto. En sus cuatro campañas en Primera ha jugado 137 partidos. Es el futbolista de un equipo vasco con más duelos en este periodo.

Está además acostumbrado a llevar los galones en su anterior equipo, del que era capitán. Es tenaz, de los que se trabaja el partido metro a metro, con un alto sentido competitivo y un desplazamiento largo de balón muy apreciado por los técnicos.

La ficha

El DNI
Zumarraga. Cumplió 28 años el 24 de mayo.
Sus equipos
Cantera de la Real Sociedad, Alicante B y Alicante, Getafe B, Eibar (cedido por la Real, primero, y en propiedad después) y Athletic desde 2018-19.
En el Eibar
224 partidos, 137 de ellos en Primera, y 3 goles.
Títulos
Campeón de Liga en Segunda A en 2013-14.

Es el tercer fichaje de un Athletic que a estas horas tiene 33 jugadores. Hay 23 del primer equipo, tres cedidos que regresan (Remiro, Unai López y Villalibre) y seis jugadores del filial que suben en pretemporada (Unai Simón, Andoni López, Nolaskoain, Iñigo Muñoz, Guruzeta e Iñigo Vicente). El club quiere más fichajes, pero las operaciones sencillas ya se han acabado. Hacerse con Mikel Merino, Berchiche o Ander Herrera es mucho más complicado. En todo caso, la directiva entiende que necesita al menos otro centrocampista para que la regeneración en la medular sea total.

Dani García firma por cuatro campañas y se coloca en el segundo escalón de las cláusulas con los 70 millones firmados. Es la cuarta más alta de la plantilla, tras los 80 de Williams (suben hasta 108), Kepa e Iñigo Martínez. «¡Muy contento de pertenecer a este gran club! ¡Con ganas de empezar ya!», escribió ayer el futbolista en su cuenta de Twitter.

El centrocampista guipuzcoano tenía claro que su ciclo en el Eibar había finalizado. Así se lo trasladó hace meses a su consejo de administración. Los dirigentes azulgranas creían entonces que se iría a la Premier, de donde le habían llegado ofertas. También le pretendieron Valencia, Levante y Málaga.

«Ayudaba a que nadie se saliera de las normas»

José Luis Mendilibar tiene un altísimo concepto de Dani García. En un club como el Eibar que da tanto valor al vestuario, el guipuzcoano ha sido pieza clave. El de Zaldibar destaca del nuevo rojiblanco «la fuerza que transmite a sus compañeros, su capacidad de hacer que todos se sientan como en casa. A Dani se le ha tenido un respeto y no porque sea el capitán sino porque se lo ha ganado. Nos ayudaba mucho para que nadie se saliera de las normas. Va a ser difícil tener un capitán como él».

La presidenta del Eibar, Amaia Gorostiza, acudió a su despedida y la animó a seguir adelante cuando rompió a llorar. Unos meses antes, cuando aún confiaba en renovarle, dijo de él es que «es el símbolo del Eibar. Ojalá siga porque es una excelente persona y un magnífico jugador». En las elecciones de 2017 que ganó Gorostiza, García pidió el voto para su consejo de administración. «Los jugadores estamos muy a gusto con ellos».

Vive en Mungia

García se afincó hace un tiempo en la urbanización La Bilbaína, de Mungia. El reto del Athletic le apetecía. Al llegar libre de contrato ha podido firmar una ficha de envergadura.

El centrocampista ha tenido el don de la tenacidad. Formado en la cantera de la Real Sociedad puso rumbo al Alicante B porque no contaban con él. Firmó en 2011 por el Getafe B. La Real lo reclutó de nuevo y lo cedió al Eibar. Cuando quiso recuperarlo, el jugador se negó porque entendía que no tendría oportunidades.

García subió desde Segunda B a Primera con el Eibar. Seis años después de llegar dice adiós. «He hecho todo lo que tenía que hacer y necesito otro reto», dijo en su despedida, en la que no pudo contener las lágrimas. Miró atrás y se detuvo en los dos entrenadores que ha tenido en Ipurua. «Gaizka Garitano (ahora en el Bilbao Athletic) fue mi padre protector». De José Luis Mendilibar subrayó que es «tan cercano que me ha enganchado por su manera de entrenar». Ahora estará a las órdenes de Eduardo Berizzo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos