El Athletic rechaza la petición de Herrerín de irse cedido

Herrerín ante Munir, en el partido contra el Alavés jugado en enero pasado en San Mamés./Jordi Alemany
Herrerín ante Munir, en el partido contra el Alavés jugado en enero pasado en San Mamés. / Jordi Alemany

El club rojiblanco comunica al portero, que pidió irse cedido para jugar, que Eduardo Berizzo cuenta con él

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

El Athletic ha rechazado la petición del portero Iago Herrerín (Bilbao, cumplió 30 años en enero) de irse cedido, según ha podido saber EL CORREO. El club ha indicado al guardameta que Eduardo Berizzo cuenta con él porque quiere tener como suplente de Kepa Arrizabalaga a un guardameta con experiencia y que le tranquilice si el ondarrutarra sufre algún contratiempo. En sus cinco campañas en el primer equipo, Herrerín ha disputado 79 partidos y ha dado un rendimiento notable.

El portero fue rotundo tras acabar el partido de despedida de la campaña, el amistoso ante el Santutxu el pasado 23 de mayo. «No he conseguido la titularidad en el Athletic. Habrá que estudiar todo, los equipos interesados y hablar con el club para ver lo que puede pasar y lo que yo quiero», lanzó a modo de aviso. Unos pocos días después añadió que «siete y ocho equipos, algunos de fuera», se habían interesado por él.

El portero habló con el club y la planteó que deseaba irse. La respuesta es que no saldrá, que el entrenador cuenta con él y que, por tanto, debe asumir el papel de portero suplente al que parece destinado ante la presencia de Kepa. El guardameta tiene clubes de Primera dispuestos a una cesión, incluso con el matiz de que le dejarían regresar al Athletic en el mercado de invierno en caso de que haya algún percance grave con el titular.

Cambio de escenario

En medio del pánico a que se fuera Kepa, Herrerín renovó el pasado 11 de enero hasta 2021. El Athletic, convencido de que el ondarrutarra se iba al Real Madrid, se cubrió las espaldas con la continuidad de su suplente. Le firmó hasta 2021 con 50 millones de cláusula y un contrato cercano al millón de euros netos por campaña.

La continuidad de Kepa varió el panorama. Herrerín había renovado creyendo que iba a luchar en 2018-19 con la titularidad con Remiro, pero se vio de nuevo como suplente. La situación se agrava para él, ya que la titularidad de Kepa no se discute, y además no hay Liga Europa. El destino de Herrerín parece dirigirse a jugar sólo la Copa. Hay que suponer que Berizzo, que quiere que se quede, le dará ese torneo.

Es muy poco para un portero que disfruta cuando juega. «Aquí mi ciclo, entre comillas, puede estar acabado porque cada vez que he jugado he competido bien. Nadie puede echarme en cara en eso, pero no he conseguido la continuidad que quiero, lo que quiero disfrutar en el fútbol», avisó al acabar la campaña.

La única opción que tiene Herrerín es conseguir que Berizzo cambie de idea y le permita irse. Parece complicado porque sólo tiene dos porteros que han jugado en Primera, Kepa y él, y resulta razonable que quiera apostar por experiencia en el banquillo.

Además, el club rojiblanco aún debe resolver la situación de los otros dos porteros. Álex Remiro regresa tras ascender y brillar con el Huesca. Le queda un año de contrato. Si renueva, saldrá cedido. Si no lo hace, se quedará aquí.

Y en el caso de Unai Simón, el guardameta del Bilbao Athletic e internacional sub'21 negocia su ampliación de contrato con Ibaigane antes de ser cedido, según reveló este periódico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos