El Athletic se lanza al mercado en busca de un central y la Real teme que vuelva a por Martínez

Laporte, ayer en el campo rojiblanco, que por ahora no volverá a pisar./Ignacio Pérez
Laporte, ayer en el campo rojiblanco, que por ahora no volverá a pisar. / Ignacio Pérez

El ondarrutarra aparece como la primera opción para relevar a Laporte, como ya sucedió en 2016 cuando el francés estuvo cerca del City

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

El Manchester City depositará hoy o mañana en la Liga Profesional la cláusula de rescisión de Aymeric Laporte. El central francés dejará en el Athletic 65 millones de euros y un grave problema, porque el equipo queda cojo en el eje de la defensa. 'Cuco' Ziganda se encuentra con una escasa nómina de centrales: Unai Núñez, Etxeita y Yeray, que sale de una grave enfermedad. Como solución de emergencia podría retrasar a San José y subir a Óscar Gil desde el filial.

Bóveda, que ha jugado en alguna ocasión en el puesto, se fue el sábado al Deportivo, en una operación que demuestra que a Ibaigane le ha cogido totalmente por sorpresa la salida de Laporte.

La cifra

7 millones de euros
netos cobrará Laporte en cada una de la seis campañas con las que firmará con el Manchester City.
La situación de Laporte.
El City ya ha comunicado al Athletic que pagará la cláusula. Lo hará hoy o mañana

Fuentes próximas a la cúpula del club destacaron ayer que la junta se lanzará al mercado en busca de un refuerzo. Tiene seis días para cerrar una operación, hasta que se baje la persiana en la medianoche del próximo miércoles.

El número 1 de la lista es el realista Íñigo Martínez. Cumple todos los requisitos que se piden. Es central, zurdo como Laporte, joven (27 años en mayo) y tiene una excelente salida del balón. El Athletic ya intentó llegar a un acuerdo con el ondarrutarra en 2016 cuando el Manchester City lanzó su primera ofensiva por Laporte, pero el central realista renovó por su club, con un considerable aumento de ficha. Se colocó con 2,5 millones netos como el mejor pagado de la plantilla junto a Illarramendi.

A cambio de quedarse rubricó una cláusula decreciente que en estos momentos se sitúa en 32 millones de euros. Una cifra que está al alcance del Athletic, la mitad de lo que cobrará por Laporte. La clave es que el jugador se ponga a tiro. De momento, las fuentes consultadas indican que el central realista interesa y se da por hecho que habrá una toma de temperatura.

Más información

'El Diario Vasco' indica hoy que hay temor en la Real a que el Athletic irrumpa en su vestuario a por Martínez. Eso sí, todavía no se ha mantenido ningún contacto ni con la entidad donostiarra ni con el jugador. Iñigo es un central que no sólo ha gustado a los entrenadores rojiblancos. El propio presidente, Josu Urrutia, le tiene en alta estima por sus cualidades.

El máximo dirigente rojiblanco ya ha demostrado que no le tiembla el pulso a la hora de intentar arrebatar figuras al vecino mediante el pago de cláusulas de rescisión. No tuvo éxito, pero ofreció pagar los blindajes de Oyarzabal, Bautista y el propio central de Ondarroa.

Íñigo Martínez y Nacho Monreal.
Íñigo Martínez y Nacho Monreal. / José María López / EFE

En el mercado

Íñigo Martínez.
El Athletic intentó ficharle en 2016 la primera vez que el City vino a por Laporte. Rechazó la oferta. Es la primera opción.
Nacho Monreal.
Un viejo anhelo del Athletic, que ya lo intentó fichar cuando estaba en el Málaga, pero el Arsenal se lo arrebató.

El Athletic debería colocar una importante ficha encima de la mesa para atraer al vizcaíno. Ibaigane tiene músculo económico para situarle en la zona alta de las fichas, entre 4 y 4,5 millones de euros netos. Una de las graves dificultades de la operación es que hay que convencer al defensa para que deje en la estacada a su club a pocas horas del cierre del mercado.

Martínez exigió a la Real en su última renovación una cláusula decreciente. Eso alimenta la impresión de que su proyecto de carrera es abandonar un día Anoeta. El Madrid ya le tuvo en su agenda y el Barcelona también lo quiso el pasado verano, pero finalmente el club catalán entendió que la operación era demasiado costosa. El colombiano Yerry Mina, que ha costado 12 millones, le cierra ahora el paso.

Merino y Monreal

La conmoción de la salida de Laporte ha provocado que el Athletic eche un vistazo rápido a las escasas alternativas que le ofrece el mercado. Hay otro viejo anhelo rojiblanco: Nacho Monreal, del Arsenal. Es titular en su equipo y mientras ha disfrutado de esta condición, no ha querido venir al Athletic. Además, cumple 32 años en febrero, lo que no invita a pagar un traspaso considerable. El navarro ha sido alineado en muchas ocasiones por Arsene Wenger como central, pese a que su puesto es el de lateral.

Los centrales de Ziganda

Yeray Álvarez, 23 años.
Ziganda le espera como agua en mayo. Aún no está para reaparecer
Unai Núñez, 20 años.
Es el fijo en el centro de la defensa tras subir desde el Bilbao Athletic
Xabi Etxeita, 30 años.
Acaba de renovar por una campaña. Ha cumplido cuando ha jugado
Mikel San José, 28 años.
Comenzó de central, un puesto en el que Ziganda no le ha colocado aún
Óscar Gil, 22 años.
Del filial. Solo ha jugado un partido con el Athletic, en Formentera.

Otro jugador que aparece en el horizonte es Mikel Merino, que ya ha jugado en el puesto de central en la selección española sub'21. La dificultad de la operación es que es difícil justificar una gran cantidad de dinero por un futbolista que se escapó el pasado verano por la falta de decisión de la junta directiva.

El club no ha podido evitar la salida de Laporte. El City le firmará seis años a una media de siete millones netos por campaña. Los ingleses han mejorado en alrededor de un millón de euros por curso la oferta de hace dos años. Los de Pep Guardiola han indicado al futbolista francés que quieren pagar cuanto antes, para que no tenga que jugar mañana ante el Eibar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos