«El Athletic es lo mejor que un futbolista puede soñar»

Carta abierta de Iñaki Sáez, un histórico del club rojiblanco, con motivo de su 75 cumpleaños: «Ha sido una suerte tener la mejor afición del mundo sin salir de mi tierra»

«El Athletic es lo mejor que un futbolista puede soñar»
IÑAKI SÁEZ

Este lunes cumplí 75 años y no he parado de recibir felicitaciones. Doy las gracias a todos por recordarme. Son 75 años llenos de recuerdos desde la niñez, cuando jugaba todos los días al futbol en la escuela y en la calle con una piel de naranja o una pelota hecha de trapo a dos toques, uno con el muslo y otro con el pie, o contra la pared haciendo una raya con tiza igual que a pelota a mano.

Fui creciendo y jugué en el San Vicente, después en el Barakaldo y ya entonces sentí como me quería mi gente del futbol. Fiche por el Athletic en 1963 con Prado de presidente, como extremo derecha. En una final de Copa teníamos todos los laterales lesionados y Koldo Aguirre que era nuestro capitán le dijo al entrenador: «¿Por qué no le pones a Iñaki?».

En esa demarcación me quedé hasta que me retiré del Athletic como jugador, fui capitán, pero sobre todo fui feliz porque nuestro Athletic, además del club de mi vida, fue y sigue siendo mi familia y nuestra afición un orgullo y lo mejor que un futbolista puede soñar.

He tenido mucha suerte como profesional del futbol porque al retirarme de jugar y teniendo ya el título de entrenador me pude dedicar hasta mi jubilación a lo que era mi vocación: entrenar y educar a futbolistas desde niños, primero en el Athletic y después en la Selección. Lezama fue mi segundo hogar, tanto que mi familia y mis mejores amigos iban el fin de semana a Lezama para poder estar cerca de mí.

Muchos de aquellos niños a los que entrenamos consiguieron estar en el primer equipo y seguir haciendo del Athletic una leyenda.

Iñaki Sáez levanta la Copa del Rey que ganó el Athletic en 1973. En la siguiente foto, es manteado por los jugadores de la Selección Sub 21 tras ser proclamados Campeones de Europa en 1998 y durante su etapa como seleccionador nacional.

«He tenido suerte desde el principio hasta el final»

Cuando marché del Athletic estuve en la Unión Deportiva Las Palmas y el Albacete y en los dos sitios encontré amigos de verdad con los que hoy sigo en contacto.

Un día me llamó Javi Clemente, que era seleccionador con Manolo Delgado como preparador físico, para ofrecerme un puesto en la Federación y crear una escuela con las Selecciones inferiores y no pude resistirme, les dije SÍ.

Con la Selección Sub20 fuimos Campeones del Mundo (mientras jugábamos el campeonato en Nigeria murió mi madre en Bilbao y no pude asistir). Fuimos Medalla de Plata con la Selección olímpica en Australia y Campeones de Europa con las Selecciones Sub19 y Sub21 entre los años 1998 y 2002 y muchos de los jugadores de estas selecciones ascendieron a equipos de primera división y por ende a la Selección Absoluta ganadora del Mundial de Sudáfrica.

Sé que el futbol es trabajo y suerte y yo los he tenido desde el principio hasta el final, por haber jugado en nuestro Athletic, por tener la mejor afición del mundo sin salir de mi tierra y por la cantidad de gente que me sigue queriendo.

¡Gracias!

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos