El Athletic nunca ha ganado menos

Núñez, De Marcos, Iturraspe, Iñigo y Williams se retiran al vestuario de Lezama. /BORJA AGUDO
Núñez, De Marcos, Iturraspe, Iñigo y Williams se retiran al vestuario de Lezama. / BORJA AGUDO

El equipo de Ziganda solo ha logrado ocho triunfos en 30 jornadas, a la altura de los dos cursos del bienio negro y de la campaña de Stepanovic

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

El Athletic nunca había ganado menos partidos que esta temporada cuando se habían consumido 30 jornadas en la Liga. El cuadro rojiblanco, que el lunes visita el Estadio de la Cerámica de Villarreal, uno de sus feudos malditos (21 horas), suma ocho triunfos, los mismos que, a estas alturas de la campaña, había logrado en el tormentoso bienio negro (2005-06 y 2006-07) y en el curso de Dragoslav Stepanovic (1995-96). No existe una cosecha menor por parte de la escuadra vizcaína desde el ejercicio 1950-51, el primero que hubo 16 equipos en Primera División y, por tanto, el calendario de la competición dispuso de un mínimo de 30 enfrentamientos para cada participante. Este dato permite visualizar, de manera objetiva, la paupérrima campaña que está firmando la formación de José Ángel Ziganda que, a falta de ocho partidos, se ha quedado sin ninguna meta por la que luchar.

De esos triunfos, cinco se han producido al amparo de San Mamés (62,5%). En Bilbao se ha ganado al Leganés, Málaga, Alavés, Sevilla y Girona. A domicilio, Eibar, Betis y Levante han caído ante el grupo de 'Cuco'. Nadie más. El resto, medias sonrisas (12 empates) o lágrimas (10 derrotas). Este registro evidencia que el Athletic padece una de las peores campañas de su historia en términos numéricos. De hecho, posee 36 puntos, solo tres más (33) que en el estreno de esos dos años agónicos recaudó el equipo que entrenaron Mendilibar y Clemente; cuatro más (32) que con Sarriugarte y José Manuel Esnal, 'Mane'; y dos por encima de 'Stepi', que fue sustituido por José María Amorrortu en la jornada 32.

LOS DATOS

62,5
% de los triunfos del equipo rojiblanco han sido en San Mamés, 5 de los ocho.
22
victorias sumaba el Athletic en la jornada 30 en el curso 1955-56. Ganó la Liga.

Eso sí, al contrario de lo que ocurrió en los otros tres cursos en los que se habían obtenido tan solo ocho triunfos en la jornada 30, ahora no existe riesgo alguno de descenso; eso sí, se produce esta circunstancia más por la impericia de los grupos más lentos del campeonato (Málaga, UD Las Palmas y Deportivo) que por la destreza de los pupilos del técnico de Larrainzar. En este sentido, todo apunta a que esta temporada será la que permita 'adquirir' de un modo más barato la permanencia.

Casi siempre 10 o más

En el lado opuesto, destellan las 22 victorias que reflejaba el casillero rojiblanco en la fecha número 30 de la campaña 1955-56. Nunca se ganó tanto como entonces, lo que permitió al Athletic embolsarse la Liga. Por debajo, dos cursos con 19 triunfos: la 1959-60 y la 1982-83. Cualquiera pensaría que el título acabó en Bilbao en ambas ocasiones. Pues bien, no fue así. En el primero, el trofeo lo levantó el Barcelona con 22 triunfos. En el segundo, sí. Y la gabarra surcó la ría.

De hecho, en estos 68 años analizados, el conjunto bilbaíno casi siempre ha logrado 10 victorias o más, después de afrontar 30 duelos del torneo de la regularidad. Aparte de los cuatro cursos con solo ocho triunfos, solo existen otros cuatro que no alcanzan los dobles dígitos. Fueron el del estreno de Marcelo Bielsa en el Athletic (2011-12), el segundo ejercicio de Joaquín Caparrós en Bilbao (2008-09), la segunda estancia de Txetxu Rojo en el banquillo de La Catedral (2000-01), y el cierre del ciclo de Luis Fernández (1999-00) al frente de la escuadra rojiblanca. En todos esos casos, con 30 hojas caídas del calendario, el equipo había sumado nueve triunfos, uno más que en la actualidad. El año pasado, por ejemplo, ya había 15 en el casillero bilbaíno, o en la temporada que se entró en la Champions, el grupo de Valverde llevaba 16 victorias, el doble que con Ziganda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos