El Athletic pagará unos 20.000 euros por el operativo

Mosaico el jueves en San Mamés para apoyar al Athletic ante el Spartak de Moscú./Luis Ángel Gómez
Mosaico el jueves en San Mamés para apoyar al Athletic ante el Spartak de Moscú. / Luis Ángel Gómez

Se trata de una tasa que el Gobierno vasco cobra a las entidades privadas por la seguridad de la Ertzaintza en eventos declarados de alto riesgo

David S. Olabarri
DAVID S. OLABARRI

El Athletic deberá pagar al Departamento de Seguridad del Gobierno vasco una elevada factura por el despliegue de ertzainas que se encargaron de la seguridad el pasado jueves, con motivo del partido entre el Athletic y el Spartak de Moscú declarado de alto riesgo, según confirmaron a este periódico fuentes oficiales del Ejecutivo vasco. Se trata de una medida que obedece a la entrada en vigor de la Ley autonómica de Espectáculos aprobada en otoño del 2015, en la que se establece que la seguridad de los eventos extraordinarios de alto riesgo -como conciertos de masiva afluencia o partidos deportivos que requieran un esfuerzo especial para tratar de garantizar la seguridad de los asistentes- tendrá que ser costeada por los organizadores o los responsables de los eventos deportivos.

El partido entre el equipo bilbaíno y el Olympique de Marsella en 2016 fue el primero en el que se aplicó esta tasa. En aquella ocasión, la consejería cursó una factura al Athletic de 13.513,42 euros por el despliegue organizado en un partido en el que se registraron violentos incidentes en la calles de la capital vizcaína. En la batalla campal que se produjo horas antes del evento, tres personas resultaron heridas y cinco detenidas por su supuesta participación en los disturbios.

Unos 500 ertzainas

Esta norma establece, entre otros conceptos, un ‘precio’ de 31 euros por hora de trabajo de más de cada ertzaina desplegado en eventos especiales. El día del Olympique de Marsella trabajaron, a turnos, 321 agentes. 188 pertenecían a la Brigada Móvil -la unidad antidisturbios-, 31 a los servicios de información y 25 a las unidades de élite. En total, los funcionarios realizaron 435,91 horas de trabajo por encima de lo que supondría el despliegue normal en cualquier otro partido que no esté considerado de alto riesgo.

De esta manera, teniendo en cuenta que la Ertzaintza movilizó para este encuentro un dispositivo de unos 500 ertzainas -aunque no todos trabajaron durante el partido ni en las horas posteriores- y realizó numerosos llamamientos de agentes que se encontraban librando, es probable que la factura por el partido contra el Spartak sea sensiblemente superior. Según varias fuentes podría rondar perfectamente los 20.000 euros, aunque este precio dependerá no tanto del número de efectivos, sino de las horas trabajadas por los agentes por encima de su jornada laboral.

La normativa finalmente aprobada para estos casos rebajó considerablemente los propósitos iniciales del Gobierno, que en el borrador inicial incluía en los supuestos de cobro a la mayoría de los eventos en los que en la actualidad se despliega la Policía autónoma, como los partidos de las ligas profesionales tanto de fútbol y baloncesto.

Finalmente no será así. Tras introducirse el matiz de «alto riesgo», la tasa se aplica en muy contadas ocasiones. En el caso del fútbol, se trata de apenas el 3% de los encuentros profesionales que se disputan cada temporada.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos