Athletic: pensando en mañana

Sería una buena idea que Cuco proyectase a sus jugadores la película '89'

Athletic: pensando en mañana
JON AGIRIANO

El festival 'Thinking Football' continúa alegrándonos un poco la existencia a tantos y tantos rojiblancos necesitados esta temporada de pequeñas satisfacciones y hasta ciertos cuidados paliativos. El lunes se proyectó '89', un magnífico documental sobre la histórica victoria del Arsenal en Anfield Road que le valió el título de Liga en la temporada 1988-89. Por si no lo recuerdan, era la última jornada, los 'gunners' necesitaban ganar por dos goles a un Liverpool que parecía inabordable y lo consiguieron marcando el 0-2 en el descuento. Podríamos considerarlo el 'Maracanazo' del fútbol británico.

Tras verla y disfrutar de un interesante coloquio en el que, como suele ocurrir en el 'Thinking Football', una de las protagonistas fue la extraordinaria traductora que tiene contratada la Fundación Athletic -estoy por asegurar que esta chica sería capaz de traducir entero y de corrido el discurso de Churchill en Zurich-, lo primero que me vino a la cabeza fue lo oportuna que era la película en vísperas del partido contra el Olympique de Marsella. De ahí mi decepción al comprobar que Aduriz fuese el único integrante de la plantilla rojiblanca al que le pareció interesante asistir. El resto seguro que tenía cosas muchísimo más importantes que hacer a esa hora, compromisos ineludibles.

Si fuera Ziganda, la proyectaría hoy mismo en Lezama. Durante la sesión de vídeo posterior (o anterior) al entrenamiento, por supuesto, no vayan a confundirla los jugadores con una actividad cultural de asistencia voluntaria y no aparezca ni el Tato. Y la proyectaría porque '89', entre otras cosas, es el relato de cómo, desde el más absoluto escepticismo, se puede forjar una verdadera convicción: en este caso, la de luchar a muerte por algo que parece imposible. Aquellos futbolistas lo hicieron, además, impulsados por un estricto sentido de la disciplina y de la jerarquía, confiando a ciegas en un entrenador, George Graham, que les sorprendió con un planteamiento insólito: cerrojazo con cinco defensas para llegar 0-0 al descanso, marcar un gol como fuese en la segunda parte y aprovechar los nervios de los 'reds' para hacer el 0-2. ¡Y salió!

Eliminar mañana al Olympique no requiere tampoco de una gesta que merezca una película. La mentalidad del Athletic, eso sí, debería ser la misma que la de aquel Arsenal. O parecida.

Athletic - Marsella

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos