El Athletic ya ha remontado dos goles en Europa

El Athletic celebra la diana ante el Anorthosis. /J. L. Nocito
El Athletic celebra la diana ante el Anorthosis. / J. L. Nocito

El cuadro rojiblanco ha pasado en tres de las seis ocasiones en las que se ha traído un resultado adverso en el partido de ida similar al de Marsella

JUANMA MALLO

Tres remontadas en las seis ocasiones que el Athletic perdió en el encuentro de ida de competición europea por dos goles de diferencia. Se puede ver, por tanto, la botella medio llena, tirar de optimismo, o verla casi sin agua, y abonarse al pesimismo. A lo largo de sus participaciones continentales, la escuadra vizcaína ha perdido en el partido inaugural de una eliminatoria por dos dianas, y la sonrisa final alumbró el rostro de los rojiblancos en el 50% de las veces.

Después del 3-1 sufrido el jueves en Vélodrome, en un duelo en el que marcador pudo ser mucho más abultado sino llega a ser por la pericia bajo los palos de Iago Herrerín -se volvió a repetir la costumbre de que el mejor del equipo fue el portero-, el Athletic debe anotar al menos dos goles y no recibir ninguno para plantarse en octavos de final de la Europa League.

Pues bien, lo ha conseguido en tres de sus participaciones; la última, en la temporada 1994-95 frente al Anorthosis chipriota, cuando aún existía la Copa de la UEFA. Tanto Josu Urrutia como José Ángel Ziganda pueden dar fe del sufrimiento padecido para superar aquella eliminatoria. En la ida, la escuadra mediterránea superó por 2-0 al Athletic. En la vuelta, no tardó en igualar la ronda el conjunto entonces dirigido por Jabo Irureta: entre Guerrero y Goikoetxea dejaron en nada la ventaja visitante en tan solo 22 minutos. Pero faltaba un tercer tanto. Nervios, incertidumbre: esa diana no llegaba. Pasaba el tiempo... Y nada. Hasta que Andrinua, a falta de 120 segundos para el final del tiempo reglamentario, apareció.

A la prórroga

Para encontrar las otras dos remontadas hay que retroceder bastante en el tiempo. La primera, cuarenta años. En la UEFA de la temporada 1977-1978, el Athletic cayó con el Ujpest Dosza (2-0) y le dio la vuelta en San Mamés con un triunfo por 3-0. Si frente al Anorthosis se padeció de lo lindo, ante los húngaros se tuvo que acudir a la prórroga. Mientras tanto, en la Copa de Europa de la campaña 1983-1984, con el Lech Poznan polaco, el conjunto bilbaíno se metió en los octavos de final tras vencer por 4-0 en el segundo partido.

Las lágrimas brotaron en otra tres ocasiones. En la UEFA del ejercicio 1970-71, el Athletic cayó 2-0 en Praga ante el Sparta y en Bilbao logró un insuficiente 1-1. En el 1977-78, después de tumbar al Ujpest Dosza, encajó un 2-0 en Birmingham ante el Aston Villa en octavos al que no pudo darle la vuelta en San Mamés (1-1). Y en este mismo torneo, en el ejercicio 86-87, fue la única ocasión en la que se dio el mismo marcador del Vélodrome. Tras perder por 3-1 en Bélgica ante el Berenven, el Athletic ganó en San Mamés por 2-1 y se quedó fuera. ¿Qué ocurrirá el jueves?

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos