El Athletic no renueva al Aluvión navarro, que se va con el Sporting

El directivo Martín Sanz, ayer en el campo del Aluvión./J. Ortiz de Lazcano
El directivo Martín Sanz, ayer en el campo del Aluvión. / J. Ortiz de Lazcano

El Tudelano, que no ha enviado a Lezama ningún jugador en sus tres años de contrato, queda como único club convenido en la Ribera

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

El Aluvión de Cascante se desvincula del Athletic tras diez años de relación como club convenido. José María Amorrortu, el director deportivo rojiblanco, comunicó a los dirigentes de la entidad navarra hace mes y medio que no renovará su contrato, que concluye el 30 de junio.

El ejecutivo de Lezama indicó a sus interlocutores que su apuesta en la Ribera navarra es el Tudelano, con el que firmó hace tres años y que en este tiempo aún no ha enviado ningún jugador a Lezama. La entidad de Cascante no ha tardado mucho en encontrar un club que le acoja en su seno y pronto se vincularán al Sporting.

«El acuerdo no está cerrado. Hemos hablado. Si todo va como está en estos momentos y no pasa nada extraño a última hora, se firmará», adelanta en las oficinas de su club Martín Sanz, secretario de la junta directiva. A través de la Fundación Mareo, los asturianos expanden su cantera, con clubes vinculados en América y Castilla-La Mancha.

El dato

25.000
euros ha cobrado la última campaña el Aluvión, lo mismo que el Tudelano. Antes del acuerdo con este último club ingresaban cerca de 55.000 por temporada.

«Firmar con el Athletic fue duro porque nos enfrentamos a la mayoría de los equipos de la zona. Todos los chavales se venían aquí y eso generó problemas», evoca Sanz. La situación dio paso a un gesto público del Athletic. En 2010, el entonces presidente, Fernando García Macua, y su entrenador, Joaquín Caparrós, viajaron a la Ribera para mostrar su apoyo al club convenido.

«Nuestros equipos de la escuela del Athletic han jugado con las camisetas rojiblancas», dice Sanz mientras muestra un gran cuadro colocado a la salida de los vestuarios. Los del Tudelano lo hacen con los colores blanquinegros de su club.

La apuesta rojiblanca pasaba por detectar talento en el sur de Navarra, una comarca en la que el Athletic nunca había tenido presencia. El Aluvión se ha convertido en una cantera prolífica. Han formado parte del primer equipo rojiblanco el portero Álex Remiro (ahora en el Huesca) y el atacante Kike Sola, que llegó a Lezama, recibió la baja y luego fichó desde Osasuna. También llegó de allí Nestor Salinas, autor del gol del ascenso a Segunda A del Bilbao Athletic. Otros cinco jugadores formados en el Aluvión han estado en Lezama. El último en llegar desde allí es Luis Jiménez en 2015, hoy en el juvenil.

Cuadros en el campo del Aluvión. Arriba los rojiblancos Sola, Remiro y Areso. Abajo, plantillas del club en 2012-14, muchas de ellas de rojiblanco.

Hace tres años el Athletic dio un giro a su estrategia en la zona. Captó al Tudelano y lo convirtió en equipo de referencia. Allí se llevó a la mayor parte de los chicos de la escuela rojiblanca del Aluvión que en sus momentos de esplendor estaba formada por ocho equipos y alrededor de 150 jugadores.

«Hace tres años vinieron a decirnos que nos quedábamos fuera. Llegaron aquí Aitor Larrazabal (entonces responsable de cantera), Blas Ziarreta y Fernando Quintanilla 'Txirri' (ahora en la Real Sociedad), que es el que nos apoyó siempre. Nos dijeron que se llevaban la escuela enfrente, a diez kilómetros, a Tudela. Nos dolió», relata el directivo. El Athletic aceptó mantener el convenio, aunque recortado económicamente.

El final llegó hace mes y medio. «Sabíamos que el contrato acababa. Llamamos varias veces a preguntar. Hace mes y medio fuimos a Lezama y Amorrortu nos dijo que la labor en la Ribera la realizará el Tudelano».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos