Aurtenetxe busca equipo: «Nunca he pensado en tirar la toalla»

Jon Aurtenetxe.
Jon Aurtenetxe.

Pasó de jugar finales de Europa y Copa con el Athletic a bajar a Segunda B con el Mirandés: «Estoy abierto a todo», dice el defensa

ROBERT BASIC

Jon Aurtenetxe suelta un suspiro apenas audible cuando se le pregunta por su particular paseo por las nubes en el Athletic. «Ya volvería yo atrás», dice sincero y en compañía de sus amigos. Acaba de comer y toca dar una vuelta con su gente, aunque acepta de buen grado charlar con EL CORREO sobre un presente lleno de interrogantes y un pasado que echa de menos todos los días de su vida. Parece un veterano y solo tiene 25 años, bastantes recuerdos brillantes en rojo y blanco y la determinación de tirar para adelante cueste lo que cueste. «Me gusta el fútbol y nunca he pensado en tirar la toalla», dice el hombre que acaba de descender con el Mirandés a Segunda B. No seguirá en el conjunto de Anduva y espera ofertas. «Estoy abierto a todo», confiesa el lateral que no hace tanto era titular indiscutible con Marcelo Bielsa y jugaba finales de Europa y Copa.

«Ojalá regrese al Athletic. Pienso todos los días en volvera jugar en San Mamés»

Aurtenetxe lleva de vacaciones un par de semanas y aún no sabe en qué vestuario se cambiará a partir de ahora. El Mirandés ya es historia y toca mirar hacia adelante, aunque no puede evitar echar un vistazo de vez en cuando al retrovisor. Es allí donde encuentra la inspiración y el convencimiento de que el fútbol le tiene reservadas más alegrías. «Estoy a la espera de ofertas, a ver dónde me quieren y cuál es la mejor opción. No me cierro a nada, ni a salir fuera ni a quedarme aquí. No me importa», comenta el vizcaíno, quien de momento aguarda noticias de su agente. Éstas aún llegan a cuentagotas, pero el defensa mantiene la presencia de ánimo. «Pienso que soy relativamente joven y que me queda mucha carrera por delante». Sabe que es así y no piensa renunciar a ella a pesar de los malos momentos que le ha tocado vivir a raíz de su nunca deseada salida de Lezama.

Resulta cuanto menos curioso observar la trayectoria de un futbolista que ha pasado de ser titular indiscutible en el Athletic con Marcelo Bielsa a tener dificultades para hacerse con un hueco en Segunda. Tras su paso por el Tenerife, donde perdió el sitio en el mercado de invierno, este año ha decidido firmar por el Mirandés con el único objetivo de disfrutar de minutos, y no lo ha conseguido. Solo 17 partidos en toda la Liga, 15 como titular, es un bagaje muy pobre para Aurtenetxe. «Fui a Miranda para jugar mucho más. Con Carlos (Terrazas) lo hice, pero luego no. Estoy triste por la temporada», comenta en referencia a su hoja de servicios y a la pérdida de categoría. «Empezamos bien, luego entramos en una mala racha y echaron a Carlos. A partir de ahí, todo fue a peor. No sé si con él nos hubiésemos salvado, pero después no pudimos salir adelante», analiza.

Los datos

Jon Aurtenetxe es de Amorebieta y en enero de 2017 cumplió 25 años.
Trayectoria. Llegó a Lezama con 10 años y pasó por todas las categorías inferiores, desde el Alevín B al primer equipo. Caparrós le hizo debutar contra el Werder en 2009.
105 partidos jugó Aurtenetxe con el Athletic. Fue titular en la final de la Europa League y en la de la Copa en 2012
13 de sus 25 años de vida ha pasado en el Athletic. Ha jugado también en Celta, Tenerife y Mirandés

El defensa reconoce que a menudo rebobina y regresa a los tiempos en los que los focos le alumbraban con regularidad. Tanto que bajo el mando de Bielsa dispuso de 84 partidos en dos campañas y casi siempre en calidad de titular, además de las dos finales en las que también salió de inicio. Solo tenía 21 años y la sensación de que era indestructible, eterno, que podía tocar el cielo con las manos. Aún recuerda su tacto, lo que se sentía, las vistas que le regalaban las alturas. «Estaba acostumbrado a jugar grandes partidos, finales», hasta que todo cambió. «Siempre cuesta salir del equipo en el que has estado toda la vida. Venía de jugarlo todo con Marcelo y cuando Ernesto (Valverde) me dijo que no contaba conmigo fue un palo muy duro». Entonces conoció la cara menos amable de su profesión, un mundo duro y extremadamente competitivo en el que la gente muerde por un sitio en el once y un contrato mejor. «Marché a Segunda División y tampoco fui indiscutible. Cuesta. Ha habido momentos duros, pero nunca he pensado en tirar la toalla. He vivido situaciones complicadas, aunque jamás se me pasó por la cabeza rendirme».

Volver a jugar en San Mamés

Sería fácil para él vender la versión de un hombre duro y desmemoriado, pero Aurtenetxe confiesa con naturalidad que cada poco regresa a los tiempos en los que fue feliz en el Athletic. Como cuando debutó en diciembre de 2009 con Joaquín Caparrós ser todavía mayor de edad -lo hizo con 17 años ante el Werder Bremen- y, sobre todo, cuando se convirtió en uno de los fijos de Bielsa durante dos temporadas. «Claro que lo recuerdo, ya volvería yo ahí atrás», comenta con indisimulada nostalgia. «Es verdad que fueron años duros. Entrenábamos muchísimo, pero lo bonito del fútbol es ver que el trabajo tiene su recompensa». La pregunta que se le hace es clara: ¿Estar con el rosarino era como estar en una cárcel? «Cárcel no es la palabra adecuada. Trabajábamos y metíamos muchas horas, pero ahí están los resultados. Fue triste que no consiguiéramos ningún título, pero todo aquello mereció la pena».

«Cuando Ernesto (Valverde) me dijo que no contaba conmigo fue un palo muy duro»

Aurtenetxe dejó el Athletic hace un par de temporadas y desde la distancia está atento a las evoluciones de sus excompañeros. Sigue en contacto con algunos de ellos -por ejemplo con Etxeita- y no duda en señalar que el objetivo de los rojiblancos pasa por codearse siempre con los mejores. «La meta tiene que ser Europa, al menos entrar en la UEFA y si se puede en la Champions». Entonces se le cuestiona por si sueña con regresar algún día a su casa, ponerse de nuevo la camiseta del club de su vida. «Hay antecedentes de jugadores que salieron y regresaron. Lo bueno del Athletic es que nunca cierra las puertas a nadie. ¿Yo? Pienso todos los días en volver a jugar en San Mamés».

Fotos

Vídeos