Berizzo: «Mi reto es seducir a los futbolistas para que sigan mis ideas»

Berizzo: «Mi reto es seducir a los futbolistas para que sigan mis ideas»

Eduardo Berizzo quiere observar a todos los jugadores del Athletic antes de realizar los necesarios descartes, dice que los jóvenes cuentan con las mismas oportunidades que el resto y que quiere que sus profesionales sean polivalentes

Robert Basic
ROBERT BASIC

Antes de ponerse ante los micrófonos, Eduardo Berizzo habló en el campo. Tardó en hacerlo un rato, reflexivo y observador, y entonces dio la primera instrucción a sus hombres. A los 34. «Todo lo que ejecuten, ejecútenlo bien y a la máxima velocidad posible». Dos horas después, amable y sonriente, con el sudor bañándole la frente por la culpa del sol y los focos, compareció ante los medios para trazar los primeros contornos del Athletic, explicar lo que quiere que sea, cómo pretende conseguirlo y de qué manera piensa expresarse en el campo. Todo gira en torno a una idea nuclear que hunde sus raíces en la confianza y la fe en lo que se hace, en lo que él propondra que se haga. «Me gusta atacar el mayor tiempo posible», dijo cuando se le cuestionó cuál será la actitud de su equipo. Para ello -subrayó- necesita que los rojiblancos se entreguen y no duden. «Quiero que se sientan motivados y seducidos por la idea de juego, convencerles de que la sigan. Esto va de compromiso, esfuerzo, solidaridad y de sentir el honor por participar en un juego que te desnuda y te dice lo que eres».

El técnico argentino se ha afanado en derrochar ilusión y compromiso con una causa que defenderá con todas las armas a su alcance. Las sensaciones «son buenas» y el primer día ha servido para tomar el pulso a la plantilla y estrechar manos de desconocidos, de gente a la que pedirá que se parta el alma por un balón. «Conocerse siempre genera ilusión y también incertidumbre por contacto», manifestó en referencia a su encuentro con la plantilla. Larga, numerosa, plagada de figuras y meritorios, de veteranos y chavales, que piensa analizar hasta el más mínimo detalle. «Las decisiones se tomarán con el desarrollo de la pretemporada. Con el tiempo elaboraré la confección final del plantel», comentó Berizzo, quien no quiso desvelar si habrá más refuerzos o se quedará con lo que hay. «Nada de nombres, porque entonces todo se complica y se tuerce», acotó.

A diferencia de otros entrenadores, el argentino evitó asentar las bases de los futuros objetivos y se limitó a construir una especie de la teoría de la evolución. «Lo primero es encontrar una manera de jugar, luego ser sólidos y protagonistas. Cuando desarrollas una manera de expresarte entonces accedes a los triunfos, y partir de ahí tienes que ir hacia lo más arriba posible». Definió como un «gran reto» su desembarco en el Athletic y también la labor de sacar lo máximo de las individalidades y el colectivo. «Espero mucho de mi equipo y confío en mis futbolistas. Mi desafío consiste en sacar lo mejor de cada uno y del conjunto», subrayó, sin olvidarse por supuesto de la afición de San Mamés y de su influencia en el estado de ánimo del grupo. «Ningún equipo desconectado de su afición va bien». Por eso quiere recuperar parte de la relación perdida y «encender» las gradas, gasolina de la que se nutren sus hombres. «Necesitamos comulgar con nuestros seguidores».

Temporada «de mucho esfuerzo»

Berizzo ha desvelado que el Athletic jugará «ocho amistosos» -faltan por confirmarse dos- y que dará muchos minutos a los chavales. En este sentido se le ha preguntado por el juvenil Oihan Sancet, incorporado a la dinámica de los mayores. «Que aproveche la oportunidad y muestre sus cualidades», ha recalcado el argentino, quien ha extendido su mensaje al resto de los meritorios. «Será una temporada de mucho esfuerzo y compromiso. Quiero atacar, me gusta atacar el mayor tiempo posible, pero para ello hay que defender lo mejor que podamos. Necesitamos armar un sistema defensivo que nos permita recuperar el balón. Creo en la posesión como un arma, no lo veo como un problema. Quiero tener el balón».

El 'Toto' ha avanzado que partirá de un sistema 4-3-3 y que luego será susceptible de modificarse y ajustarse a las necesidades del choque. Al igual que sus hombres, en los que valora la capacidad de comenzar en un sitio y luego encajar perfectamente en otro, sin distorsionar el dibujo.

Ha dejado claro que quiere a tres centrocampistas en la medular y con características diferentes. Que sean muy móviles, versátiles, capaces de intercambiar sus posiciones conectar con la tripleta atacante. En cuanto a los porteros, ha avanzado que, en principio, contará con «dos» y que alguno saldrá cedido para un «mejor desarrollo individual». Kepa regresará el 23 de julio, justo para el 'stage' de Holanda, y luego se irá puliendo y perfilando la estructura principal del equipo. Berizzo ha insistido en los valores como el «esfuerzo, la solidaridad, el compromiso y el honor de participar en un juego que te desnuda y dice lo que eres. El fútbol es un gran vehículo para mostrar de qué material estás hecho». Y él solo quiere trabajar con acero, con acero puro de alma rojiblanca.

Información relacionada

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos