El Bilbao Athletic impone su pegada en el derbi

Óscar Gil pugna con Jauregi en una acción a balón parado. /FERNANDO GÓMEZ
Óscar Gil pugna con Jauregi en una acción a balón parado. / FERNANDO GÓMEZ

Gana a la Real Sociedad B con tantos de Guruzeta e Iñigo Vicente, en un encuentro en el que muestra su solidez defensiva y su definición ante la portería rival

MIKEL GARCÍA

Tras la derrota ante la UDLogroñés, el filial rojiblanco tenía el derbi ante la Real B como escenario ideal para reivindicarse. Y lo hicieron en un partido donde los donostiarras dominaron, pero en el que los vizcaínos vencieron. Los pupilos de Gaizka Garitano supieron aguantar los envites donostiarras para llevarse el encuentro con su efectividad ante la portería de Aguirre.

Este curso, Guruzeta está de dulce y su acierto goleador está siendo una de las claves para las buenas prestaciones que está teniendo el filial rojiblanco. Supo aprovechar un centro de Areso para adelantar a los ‘cachorros’ y Vicente, al que le estaba costando marcar –ayer firmó su primer tanto liguero–, cerró el encuentro tras un robo de balón a la zaga visitante.

Desde los primeros momentos se vislumbró que la Real era quien iba a tener el control del encuentro. Los donostiarras se hicieron con la posesión mientras el Bilbao Athletic mostraba su fortaleza defensiva. Los visitantes apenas inquietaron a un Oleaga que, con la presencia de Unai Simón en las convocatorias del primer equipo por la lesión de Kepa, se ha hecho con la titularidad. Tampoco se puede decir que los de Garitano creasen demasiado peligro. Un par de disparos desviados fue lo poco que aparecío el conjunto bilbaíno sobre la portería del juvenil Aguirre. Dos llegadas de Guruzeta y Vicente sin demasiada precisión.

Cambios decisivos

Tras pasar por vestuarios, el encuentro siguió por la misma dinámica. La Real dominaba y encerraba al Bilbao Athletic en su área, pero no inquietaban a un Oleaga que lo poco que tuvo que intervenir lo hizo con mucho acierto. Dos buenas intervenciones tras un cabezazo de Jauregi y una potente falta lanzada por Sangalli. Garitano apostó por retirar del terreno de juego a Dopi y dar entrada a Baqué. Una propuesta defensiva, pero que a la postre sirvió para liberar a Guruzeta de funciones defensivas y terminó siendo un acierto.

Cuando parecía que el conjunto donostiarra podía romper la igualdad en el marcador llegó el tanto de Guruzeta. Fue al contragolpe. Aprovechando la descolocación de la zaga donostiarra. Areso, que cuajó un gran encuentro, puso un centro al balcón del área donde Le Normand no logró despejar el esférico que cayó al atacante rojiblanco, quien con dos toques anotó el tanto inaugural. Fue el noveno tanto del delantero, que esta temporada ha dado un paso adelante convirtiéndose en la referencia ofensiva del conjunto de Garitano.

Tras el tanto el encuentro no cambió. La Real siguió en su línea de controlar el partido, mientras que el Bilbao Athletic mostró su mejor faceta defensiva. La zaga bilbaína fue como un frontón que devolvía cada uno de los centros del conjunto visitante.

Cuando el partido llegaba a su fin, Iñigo Vicente robó un balón a Le Normand, superó a Ugarte y con un disparo con la zurda batió a Aguirre para sellar el triunfo. Un tanto importante para el delantero que se estrenó en el campeonato liguero, tras una primera vuelta donde no estuvo acertado. La rabia con la que celebró el tanto demostró la necesidad que tenía el atacante de marcar.

Un triunfo que permite a los ‘cachorros’ situarse en puestos de play-off superando, precisamente, al conjunto txuri-urdin. Los de Garitano son cuartos con 35 puntos a expensas de lo que ocurra hoy con la Unión Deportiva Logroñés, que se mide al Vitoria. La próxima semana los cachorros se mediran a un Real Unión en horas bajas. Los irundarras llevan ocho jornadas sin conocer la victoria y están un solo punto por encima del puesto de promoción a Tercera División.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos