Fútbol

Preparados para Europa

Los de Ziganda afrontan el partido de preparación más difícil a menos de una semana de la Europa League

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

El Athletic se metió este viernes en el bolsillo un triunfo que demuestra que está preparado para el estreno continental del próximo jueves. El cuadro rojiblanco, comprometido, con muchas de las señas de identidad que desea José Ángel Ziganda y los teóricos titulares sobre el césped -todos menos Aduriz completaron el duelo-, tumbó a una escuadra más rodada y que el miércoles tiene una cita con la Champions League. Aunque le costó elaborar juego, y aún se producen puntuales despistes atrás -que no acaban en gol, es cierto-, la escuadra de 'Cuco' dejó un magnífico sabor de boca, con un Muniain destacado, un Iago Herrerín salvador y sobresaliente, y un Raúl García que ejecutó al Club Brugge con dos tantos, el segundo de un penalti cometido sobre su incisivo paisano de la Txantrea. Era el control antes del examen de Bucarest, a seis días del debut, y el conjunto vizcaíno lo superó, en un nuevo duelo con la portería a cero y en el que se quedó con diez a falta de 20 minutos por la roja directa al excolchonero. Pero resistió las acometidas finales.

0 Club Brugge

Horvath; Poulain (Simons, min. 46), Refaelov (Vanaken, min. 66), Vossen (Perbet, min. 75), Palacios (Vlietinck, min. 75), Denswil, Vormer, De Bock (Touba, min. 62), Nakamba (Vanlerberghe, min. 88), Dennis (Diaby, min. 66) y Mechele.

2 Athletic

Iago Herrerín; De Marcos, Etxeita, Laporte, Balenziaga; Vesga, Beñat; Susaeta, Raúl García, Muniain; y Aduriz (Sola, min. 85).

Goles
0-1. M. 40. Raúl García; 0-2. M. 60. Raúl García (penalti).
Árbitro
Laforge (Bélgica). Expulsó a Raúl García por roja directa en el minuto 69. Amonestó a De Bock, Poulain, Beñat, Laporte, Aduriz y Balenziaga.
Incidencias
Unos 20.000 espectadores en el Jan Breydel Stadium de Brujas. En el minuto 27, los aficionados del Club Brugge rindieron tributo a Yeray Álvarez. Alrededor de 100 aficionados del Athletic, algunos miembros de la peña 1-7 de Bruselas.

No sorprendió Ziganda con su alineación. Vista la convocatoria publicada el jueves, hecho el 'once' para el duelo ante el Club Brugge. Herrerín en la portería. Con De Marcos y Balenziaga en los laterales. Laporte y Etxeita, en el eje de la defensa. Vesga y Beñat como los pulmones de la escuadra vizcaína. Por delante, una línea de tres futbolistas con Susaeta, Raúl García y Muniain. En punta, Aduriz. Vamos, lo previsto. Y, en teoría, la apuesta de 'Cuco' para el estreno continental. Eso sí, quizá se produzca alguna variación; por ejemplo, en la identidad del acompañante del central galo. Etxeita, muy bien al remate arriba -estuvo a punto de adelantar a los vizcaínos-, falló en la salida del balón, una faceta en la que siempre ha cojeado, y en la que se maneja mucho mejor San José; la posición retrasada del navarro es una de las novedades vistas en este amanecer del curso. Y, en función de su evolución, de cómo se recobre de la sobrecarga sufrida el lunes en Suiza, Sabin Merino puede ocupar la banda derecha en lugar de Susaeta; a Williams aún le quedan unos días para atrapar la forma óptima. Pero, salvo esos matices, el preparador tiene bastante clara la identidad de su primer puzle oficial, y el mejor momento para probarlo era ayer, ante un conjunto que el miércoles encara el reto de superar la tercera eliminatoria de la Champions League ante el segundo clasificado turco.

Noticias relacionadas

El encuentro comenzó con un sobresalto para Ziganda. Etxeita se lía al sacar la pelota. Vossen, atento, aprovechó la pifia para dejarle el balón a Dennis. Sin embargo, Iago Herrerín, muy listo, le tapa la portería. Se hizo grande el meta bilbaíno, que está acumulando méritos en este amanecer del ejercicio, a la espera de que Kepa Arrizabalaga se encuentre disponible tras empezar a entrenar el miércoles.

A partir de ahí, el Athletic contó con la posesión. Ejecutó una presión alta, una pizca más arriba que en la época anterior. Y se comprobó que Muniain ha arrancado la temporada a tope. Enorme su despliegue para ayudar a Balenziaga en las coberturas, atento por si puede cazar algún pase del contrario, y ágil y peligroso en sus regates. Al cuarto de hora, Beñat sacó una falta desde la frontal, un tanto alejada, que llegó a Aduriz. El ariete no acertó a controlar. A continuación, remató alto el donostiarra en un córner que lanzó Susaeta, en una muestra más de la tendencia vista en Suiza de no agotar al de Igorre y hacerle el encargado de activar todas las jugadas a balón parado.

Los menos habituales jugarán mañana en Sestao frente al Valladolid (19.00 horas)

Poco después, Etxeita volvió a errar. Sin embargo, De Marcos rectificó el error de su compañero. Menos mal. Y sin tiempo para pensar en esa acción, Laporte trazó un pase largo para Raúl García, que controló en el área, y solo le quedaba un recurso para dársela a Aduriz, un taconazo. Lo intentó, sin éxito. Pasaba el tiempo y el Athletic quería, pero no podía. Como el lunes ante el Fenerbahce, estaba espeso. Hasta que aparecieron los de siempre. Pero al revés. Aduriz centró desde la banda izquierda -vaya saque de banda más pillo de Balenziaga-, y Raúl García fusiló con una volea magistral. ¡Booom! Gol. Hasta el final, el equipo aguantó. «Dos minutos», chilló el lateral izquierdo de Zumarraga para animar a su tropa. Al mismo tiempo, Ziganda le pedía explicaciones a Iago por un envío largo sin mucho sentido. «Pero, ¿qué haces?», parecía preguntarle 'Cuco' con sus gestos en el único fallo en una tarde soberbia.

Tras el descanso, el técnico de Larrainzar mantuvo a su equipo en el campo. Tienen que coger fondo para el jueves, para medirse al Dinamo de Bucarest de un Contra que presenció el duelo de ayer en Brujas. Empezó mejor el Club Brugge. Acumuló un par de oportunidades, la segunda un disparo lejano de Refaelov que resolvió sin problema Herrerín. Pero Palacios cometió un penalti sobre Muniain.Claro. Raúl García, por el medio, no perdonó. Y Iago no permitió a Vossen recortar distancias. Dos paradas, la segunda una preciosa estirada para mantener la renta bilbaína. Y, a falta de 20 minutos para el final, el Athletic se quedó con diez por expulsión de Raúl García, por una entrada a destiempo. En la siguiente jugada, Denswil estrelló un cabezazo en el palo, tras un desajuste atrás; de nuevo la defensa en zona, que aún debe pulirse. Se volcó el cuadro belga. Pero o bien Iago o bien la falta de pericia les impidieron marcar. Y los bilbaínos regresaron anoche a Bilbao preparados para Europa.

Fotos

Vídeos