Fútbol

Capa tenía 20 millones de cláusula, salvo para el Athletic

Ander Capa./
Ander Capa.

El blindaje del jugador era de 3 millones para el club rojiblanco

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Ander Capa firmó dos cláusulas de rescisión en el contrato de ampliación hasta 2019 que sorprendentemente el Eibar mantuvo oculto durante dos meses, algo que nunca ha hecho el club azulgrana con ningún acuerdo. En ese documento, se recogía que el Athletic podía llevárselo por tres millones de euros. El precio para el resto de clubes era de 20 millones, según han podido saber EL CORREO.

Las fuentes consultadas insisten en que la renovación del contrato de Capa comenzó a fraguarse en el pasado mercado de invierno. El Barcelona quiso que fuera como cedido en lugar del lesionado Aleix Vidal. El club planteó al jugador una prórroga y el lateral pidió que quedara una puerta abierta al Athletic en caso de que Ibaigane se dirigiera a él.

Las mismas fuentes cercanas a las negociaciones responden al enigma de por qué el Athletic no ha reclutado al jugador si ya ha pagado la cláusula. El argumento que emplean es que ese blindaje de tres millones entraba en vigor el próximo mercado de verano. Hasta ese momento, añaden, seguía vigente la de los ocho millones, seis para el Eibar y dos para el jugador.

Interés del Newcastle

Hay otra incógnita. ¿Por qué pagar ahora la cláusula y no el próximo verano? La respuesta que se da es que había serio riesgo de que pocas horas antes del cierre del mercado llegara un club dispuesto a llevárselo. De hecho, fuentes cercanas al jugador indicaron que la pasada campaña el Newcastle intentó pagar la cláusula y que el futbolista rechazó irse a la segunda inglesa, categoría en la que entonces jugaba.

Los dos clubes pactaron la víspera que el anuncio se produjera el pasado viernes. Josu Urrutia había convocado una rueda de prensa y quería presentar un fichaje tras un verano de gestiones fallidas en este apartado.

Desde el entorno del lateral se insiste en que el nudo central del asunto es que Capa quería agradecer al Eibar sus años en el club con una salida que dejara dinero en sus arcas. Por eso, se buscó la fórmula que Fran Garagarza, director deportivo azulgrana, definió como «cláusula blanda» que el «Athletic nos comunicó que iba a ejecutar». Unos días antes, el acuerdo fue presentado por los clubes bajo otra modalidad. Josu Urrutia dijo que «era un acuerdo a tres bandas» y el Eibar que se trataba de «un traspaso».

En una entrevista con este periódico, Fran Garagarza, insiste en la versión de la «cláusula blanda». «Capa siempre ha ido de la mano del club. Su ilusión era jugar en el Athletic. Se ha dado una situación en la que su ciclo se terminará en verano de 2018. Tenemos mucho que agradecerle. Su comportamiento ha sido de 10», indica.

Fotos

Vídeos