Cuenta atrás para los 65 millones

Laporte, ayer, tras el último entrenamiento de Lezama. /MANU CECILIO
Laporte, ayer, tras el último entrenamiento de Lezama. / MANU CECILIO

El Manchester City tiene de plazo hasta el miércoles para depositar la cláusula de rescisión de Laporte, que dice 'au revoir' para aspirar a todo con Pep Guardiola

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

El jeque Mansour bin Zayed bin Sultan Al Nayan es el máximo accionista del Abu Dhabi United Group for Development and Investment, fondo propietario del Manchester City, Melbourne City, New York City, Yokohama F. Marinos y Atlético Torque (Uruguay). Familiar del presidente de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), es miembro del consejo de gobierno ese país del Golfo y del órgano gestor de su fondo soberano, posee una compañía petrolera, participa en una compañía de cohetes espaciales (Virgin Galactic), está casado con dos jequesas, tiene cuatro hijos, navega en un yate de 180 metros de eslora, es un apasionado de los caballos... Y si todo marcha como está previsto, en cuestión de horas verá incrementado su patrimonio con una nueva adquisición, el defensa francés Aymeric Laporte.

El 'au revoir' del futbolista de Agen es lo que todos esperan hoy en el palacio de Ibaigane, teniendo en cuenta que los abogados del Manchester City se desplazaron a Bilbao la semana pasada para organizar el papeleo jurídico. El interesado acabó viendo el derbi contra el Eibar desde la grada de San Mamés y se ejercitó ayer por última vez en Lezama, mientras el reloj no dejaba de correr. Porque el plazo para abonar los 65 millones de euros de su cláusula de rescisión expira este miércoles a las doce de la noche, la hora crítica en la que se cierra el mercado de invierno.

Las claves

Despedida.
El de Agen se ejercitó el sábado por última vez con sus compañeros en las instalaciones de Lezama
La obsesión.
El central cree ahora que aparecerá en el radar de Deschamps, seleccionador vasco de Francia

Es un momento para la historia; para añadir otro epígrafe a las innumerables enciclopedias del Athletic. La tribuna 'Garay' del antiguo San Mamés, la grada norte que se financió con los seis millones de pesetas que se percibieron en 1960 por el traspaso de otro central rojiblanco al Barça, palidece ante la lluvia de dinero del City, el club que en su día comisionó a su entrenador Pep Guardiola para convertir su equipo en el mejor del mundo. Laporte va a aportar un granito de arena a ese gran objetivo, pasando de cobrar 4,6 millones netos por temporada en el Athletic a ingresar 7,5 millones.

En el último momento

El mentor de esa apuesta es el técnico de Santpedor, que quería un central con regate y por fin parece haberlo encontrado en quien hasta ayer todavía estaba en nómina del Athletic. En 2016 el de Agen desistió de ir con el catalán en el último momento, pero esta vez los destinos de uno y otro se han cruzado. Laporte cree que con los 'citizen' aspirará a todo en la Premier y la Champions, y que su estela aparecerá en el radar de Didier Deschamps, seleccionador vasco de Francia.

Para ello ha tenido que convertirse en uno más de los activos de un fondo inversor de los Emiratos Árabes Unidos. Lo mismo le ocurre al PSG, propiedad del fondo soberano de Qatar, que es dueño de la cadena BEin y organizará el Mundial 2022. Este país que reventó el mercado pagando 222 millones por Neymar, y comprometiéndose a abonar 180 millones por Mbappé, ahora se enfrenta a un bloqueo diplomático y alimentario de Arabia Saudí en el que colaboran los Emiratos. En suma, el City de Guardiola y de Laporte, y el PSG del técnico irundarra Unai Emery son rivales en Europa y piezas del tablero del Golfo Pérsico.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos