«No es culpa de Ziganda, sino del colectivo»

Iñigo Córdoba en una imagen de archivo./
Iñigo Córdoba en una imagen de archivo.

Iñigo Córdoba defiende la labor de su técnico, al que tiene mucho que agradecer: «No sé si estaría aquí si no fuera por él»

ROBERT BASIC

Solo faltan tres jornadas para que la Liga baje la persiana y que el Athletic despida una temporada amarga y repleta de disgustos. La mejor forma de hacerlo sería con victorias y es justo lo que reclama Iñigo Córdoba, quien ha abogado hoy en Lezama por «dar una buena imagen y acabar la campaña de la mejor forma posible». El canterano, que acaba de renovar hasta 2022, está a punto de clausurar su primer año en la élite y tiene las sensaciones encontradas. «El sabor es agridulce. Estoy contento por haber debutado, pero en lo colectivo no nos han salido las cosas como queríamos». En este punto se le ha preguntado por José Ángel Ziganda y su cuota de responsabilidad en el desastre global. «No es su culpa, sino del colectivo», ha repartido el peso de las malas decisiones y actuaciones.

Córdoba ha salido en defensa de su entrenador, al que ve igual que cuando estaba en el Bilbao Athletic. «Es un grandísimo entrenador, vive por y para el fútbol. Tampoco nosotros estamos satisfechos con el trabajo hecho», ha manifestado sobre el rendimiento de la plantilla. Y ha añadido en plano personal: «No sé si estaría aquí si no fuera por él». Se le ha recordado que el equipo ha sido silbado más de una vez en San Mamés, expresión de descontento que el extremo entiende y respeta. «Estamos expuestos. La afición es crítica porque no estamos haciendo bien nuestro trabajo», ha subrayado.

El interior ha asegurado que la motivación está ahí y que el equipo solo piensa en acabar dignamente la temporada. «Es un orgullo llevar la camiseta de este club. Lo daremos todo y demostraremos que somos el Athletic», ha precisado Córdoba, quien se ha felicitado por las oportunidades que se dan a los chavales en Lezama. Él y Núñez son los últimos casos de jugadores criados en la factoría rojiblanca que acaban de aterrizar en la élite. «El mercado es limitado y hay que tirar de la cantera. Podemos ser el ejemplo para que los jóvenes vean que llegar arriba es posible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos