Laporte reivindica su derecho a decidir entre Francia y España

Laporte aplaude a los aficionados desplazados a Suecia./
Laporte aplaude a los aficionados desplazados a Suecia.

El central francés del Athletic da un ultimátum a Deschamps: si no le convoca, jugará con España

FERNANDO ITURRIBARRIACorresponsal

España o Francia. Aymeric Laporte reivindica su derecho a decidir. El futbolista de Agen ha lanzado un ultimátum a su país natal. «Si no me llaman hay también una alternativa posible e interesante», avisó ayer en ‘L’Equipe’. O sea, que en caso de no ser convocado por Didier Deschamps, el central del Athletic se irá con Julen Lopetegui. Entre vascos anda el juego. El técnico de Bayona todavía no le ha hecho debutar con la absoluta. El entrenador guipuzcoano está dispuesto a abrirle la puerta que haría honor a su apellido en La Roja.

Laporte entró en la lista de Deschamps en septiembre de 2016. Pero desde marzo no ha vuelto a ser citado. Capitán de las categorías inferiores, no ha jugado ni un minuto con los mayores. Por delante tiene un trio de centrales intocables: Samuel Umtiti, Laurent Koscielny y Raphaël Varane. Pugna por una cuarta plaza con Presnel Kimpembe, Kurt Zouma y Adil Rami. Pero no acepta verse relegado por el último.

«Uno juega en Chelsea», apunta en alusión a Zouma, cedido al Stoke City. «Otro en el PSG», dice por Kimpembe. «Yo estoy en Bilbao, un club que quizá no está suficientemente valorado en Francia. Aquí eso no impide a ciertos jugadores españoles ir a la selección», observa en referencia a rojiblancos como Kepa, Aritz Aduriz o Mikel San José.

«Se diría que el Marsella es superior al Athletic. A cada uno su opinión. Si es inferior, no lo es por mucho», comenta sobre el equipo de Rami, eliminado hace años de la Europa League por el conjunto de San Mamés. «Si yo tuviera el mismo nivel en otro club, habría más oportunidades de estar en el equipo de Francia», reconoce consciente de las querencias de un seleccionador que contó con un crepuscular Mathieu cuando estaba en el Barcelona.

A los 23 años Laporte ve difuminarse la esperanza de disputar el Mundial de 2018 en Rusia con Francia, ya clasificada. «Si soy franco, constato que a veces ha habido lesionados, cambios y oportunidades que se han abierto para otros, pero no para mí», plantea. En esa tesitura barrunta un amanecer rojo. «Tengo una parte de mí que es española pues vivo allí desde hace ocho años», señala en filigrana a uno de los requisitos para optar a la nacionalidad. «Pero si eso se hace, será sobre todo debido al interés que me manifiestan. Es más importante que en Francia», alega respecto a la hipótesis de jugar con España.

Más allá del dinero

En la entrevista, el central zurdo del Athletic insinúa que el Chelsea se interesó por él en verano, aunque «no puedo decirlo, es confidencial». «Cuando hubo esos intereses, estaba lesionado. No quería marcharme en esas condiciones a un nuevo club y una nueva ciudad. Entre el hecho de deber aprender una nueva lengua, cambiar de vivienda y dejar a los amigos y la familia, eran muchas cosas. Y luego Bilbao también me había pedido que me quedara», expone. «No sólo el dinero cuenta. Lo único que puede faltarme aquí son los trofeos y eso es verdad que es importante», confiesa el campeón de la Supercopa de España en 2015.

Fotos

Vídeos