Detienen en Múnich a un peligroso ultra ruso cuando hacía escala en dirección a Bilbao

El arrestado participó en los graves incidentes registrados en Marsella con motivo del encuentro entre la selección rusa y la británica./
El arrestado participó en los graves incidentes registrados en Marsella con motivo del encuentro entre la selección rusa y la británica.

Sobre el arrestado, de 31 años, pesaba una orden de búsqueda y captura por golpear a un hincha británico con una barra de hierro durante los graves incidentes desatados en la Eurocopa de 2016 entre las selecciones rusa e inglesa

ELCORREO.COM

Un ultra ruso sospechoso de haber herido gravemente a un aficionado británico en los incidentes violentos sucedidos en Marsella durante la Eurocopa de Francia 2016 fue arrestado este jueves en Múnich cuando se dirigía a Bilbao para asistir al encuentro en el Athletic y el Spartak. El detenido, de 31 años, era objeto de una orden de arresto internacional emitida por Francia por, presuntamente, golpear a un hombre con una barra de hierro y ocasionarle serias lesiones cerebrales en la ciudad francesa, que acogó en el encuentro entre la selección de Rusia y la de Inglaterra. Cuando fue arrestado hacía escala en el aeropuerto de Múchich camino de la capital vizcaína, donde falleció un ertzaina en los incidentes desatados entre ultras de ambas aficiones en los prolegómenos del encuentro.

El ultra había sido identificado a finales de 2017 por la Justicia francesa, que emitió la orden de arresto internacional. Es sospechoso de haber agredido a un hincha inglés de 51 años, identificado como Andrew Brache, el 11 de junio de 2016 en Marsella, donde se disputó el partido de la Eurocopa entre ambas selecciones. Brache fue golpeado con una barra de hierro durante la 'caza a los ingleses', según los términos utilizados por el fiscal francés, de los 'hooligans' rusos en el centro de Marsella. La víctima fue reanimada con un masaje cardiaco y sufrió graves lesiones en el cerebro. Otro hincha británico, Stewart Gray, de 47 años, fue también herido de gravedad en estos incidentes.

Según la fiscalía general de Múnich, el sospechoso será entregado rápidamente a Francia, donde podría ser condenado hasta con 15 años de prisión por tentativa de muerte y lesiones graves. «Si todo va bien, puede que esté en Francia en dos semanas», indicó su portavoz, Joachim Ettenhofer, si bien este plazo se podría prolongar en caso de recurso por parte rusa.

La detención del sospechoso llega a unos meses del Mundial 2018, que Rusia acogerá entre el 14 de junio y el 15 de julio. «Protestamos firmemente contra la detención y la entrega a un tercer país de un ciudadano ruso que no ha cometido ningún crimen en el territorio alemán», denunció el portavoz de la embajada de Rusia en Alemania, Denis Mikerin en su cuenta de Facebook. «Consideramos este caso como un posible pretexto con el fin de exacerbar y politizar el tema del hooliganismo en el fútbol antes del Mundial 2018 de Rusia», añadió.

Tras el anuncio de su detención, un grupo de ultras publicó en las redes sociales una foto del supuesto arrestado, al que llaman 'Pavel', con un mensaje de apoyo para recaudar fondos con la etiqueta TruthForPavel.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos