Urrutia confirma que Ziganda no será el entrenador del Athletic la próxima temporada

Urrutia y Ziganda, durante la rueda de prensa de Lezama. / Manu Cecilio

«No le ha pillado por sorpresa la decisión», dice el presidente rojiblanco al oficializar el adiós del técnico

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

«'Cuco' no va a ser el responsable del primer equipo el año que viene». Josu Urrutia ha puesto esta mañana el punto y final a la era de José Ángel Ziganda como técnico de la primera plantilla del Athletic. Dos partidos antes de que termine la temporada, el presidente ha comparecido en Lezama junto al todavía preparador y ha puesto en palabras lo que ya adelantó EL CORREO el 17 de marzo: que el técnico navarro iba a dejar el Athletic al final de la campaña. Según ha desvelado el máximo dirigente, la decisión se le comunicó al entrenador de Larrainzar el pasado lunes: «No le pilló por sorpresa. Y, a partir de ahí, decidimos comunicarlo conjuntamente cuanto antes», ha afirmado el deustoarra, que ha cedido la palabra a un apenado preparador y que no ha querido desvelar el nombre del próximo encargado del vestuario rojiblanco, aunque Berizzo está cerca de firmar por un año.

Ziganda, en este sentido, ha reconocido que es un «momento duro y triste» para su persona. Pero ha asumido su marcha como lo mejor para la entidad rojiblanca. «Entiendo que es lo más importante para el club», ha indicado, consciente de que se le habían acabado los «comodines». «Yo había perdido gran parte de ellos debido a los resultados, al juego, a que no hemos sido capaces de transmitir en casa esa ilusión con la que había soñado», ha afirmado un emocionado 'Cuco', rodeado de diez directivos; Jon Berasategi, el director general del club; José María Amorrortu, director deportivo; el cuerpo técnico; el médico; y la plantilla, incluido el recién operado de corazón Raúl García.

De todos modos, el técnico ha querido transformar esa crítica en «orgullo y agradecimiento». «Orgullo de estar aquí, de ser diferentes, de tener mucha clase y categoría para despedir así a la gente, o acompañar, o tener la clase suficiente para no tener nada que objetar. Ése es el regalo», ha comentado el preparador.

Información relacionada

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos