Ziganda admite que el Athletic debe «ofrecer» más argumentos en su fútbol

José Angel Ziganda, a su llegada al hotel de La Coruña./MANU CECILIO
José Angel Ziganda, a su llegada al hotel de La Coruña. / MANU CECILIO

El entrenador promete que el Athletic «tratará de imponer su juego» en el duelo de urgencias de hoy al mediodía contra el Deportivo en Riazor

JUANMA MALLO

El Athletic regresa este mediodía (12 horas) a la Liga en Riazor ante el Deportivo, después de salvar otra ‘final’ europea a base de coraje, de empuje y carácter; los mismos ingredientes empleados hace una semana para empatar contra el Villarreal en San Mamés. A falta de un juego fluido, con continuidad durante los encuentros, de regularidad, la escuadra de José Ángel Ziganda tira de esos atributos en el césped. Sin embargo, ‘Cuco’ reconoció ayer que, a pesar de que esta cualidad aparece en el ADN rojiblanco, y de que resulta fenomenal contar con esa raza, su grupo precisa de más sustancia sobre el césped para evitar el continuo caminar por el filo del acantilado. «El equipo siempre da la cara, siempre se rehace, nunca se hunde. Aunque sea a base de corazón intenta mantenerse vivo, eso es verdad, pero además de eso intentaremos dar más cosas, evidentemente», escenificó el entrenador de Larrainzar, antes de un duelo entre dos de las formaciones más lentas de la Liga, las situadas en el puesto 16 (la visitante) y el 17 (la local).

De este modo, habló el técnico de Larrainzar sobre un duelo «con tensión». «Ninguno de los dos equipos va a querer regalar nada, y todo el mundo va a estar concentrado en su tarea. Nosotros trataremos de imponer nuestro juego, nuestro instinto. Y ninguno va a regalar nada», expresó Ziganda, que enumeró a Lucas Pérez, Adrián -que regresa a la convocatoria- y Borges, como los hombres más peligrosos de una caseta coruñesa que prescindió de su entrenador hace poco menos de un mes: se destituyó a Pepe Mel para sustituirle por Cristóbal Parralo. «Veo un cambio de sistema, pero creo que lo que más ha cambiado es la forma de algunos jugadores», se refirió a su oponente. Y, en este punto, destacó que ha contado con «siete días» para preparar el encuentro de esta mañana en Riazor.

Las oleadas gustan

El Athletic, en cambio, ha estado enfrascado en ese ‘match ball’ continental librado ante el Hertha, ese en el que el físico y el brío dieron el triunfo a los bilbaínos. Incidió Ziganda en la idea de que se requiere más. «Se ve al equipo cómo va en el campo, esa manera de apretar, de ir al campo contrario... No es un juego fluido, pero es un juego que en determinados momentos sí que gusta: esas oleadas, esos ataques, no dejar salir al contrario. Eso gusta. Lo tenemos en el ADN, y no lo perdemos. Y eso lo queremos completar, porque mantener esa fase durante mucho tiempo es prácticamente imposible».

En este punto, el preparador no taponó la herida antes de tiempo. «Algunos jugadores están cansados, con molestias, pero lo normal. Estamos preparados para jugar, y con un número de jugadores que me permite decidir el mejor equipo, y con todas las garantías de ganar», aportó un ‘Cuco’ que espera sumar la segunda victoria consecutiva. «Podía dar un clic al equipo para adquirir un poco más de confianza en determinadas fases del juego, y es muy importante también a nivel de clasificación».

Porque el Athletic, ahora mismo, sufre a cinco puntos del descenso, y precisa de un triunfo no solo para asentar el nivel de autoestima de su vestuario, sino para esquivar problemas. Por eso, despejó Ziganda la posibilidad de que sus hombres salten hoy al campo con una sensación de relajación por haber superado ese duelo contra el Hertha, una especie de deber cumplido. «No podemos hacerlo, y debemos hacer los deberes lo antes posible, y tener la mirada hacia arriba», explicó el preparador navarro que volvió a tirar de una de las frases que más ha empleado desde que, a mediados de julio, el conjunto rojiblanco empezó a jugar en la pretemporada. «Sabemos que el equipo no te deja tirado nunca. Podemos jugar bien, mal...», elogió el preparador, que ha vuelto a dejar fuera a Vesga, y también se ha quedado Sabin Merino en Bilbao.

Iturraspe, Susaeta y Núñez

En el lado contrario, Núñez regresa tras su sanción en la Europa League, y Saborit también montó en un avión con 19 pasajeros, por lo que Ziganda deberá descartar a uno; ya con De Marcos a punto como el jueves. A priori, habrá algunos cambios, quizá la suplencia de Aduriz, el regreso de Iturraspe y Susaeta a la titularidad y del central de Portugalete. Por su parte, Cristóbal recupera a Juanfran, Adrián y Carles Gil. No estarán Bakkali ni Sidnei. En el ambiente, escapar de la zona baja, y que el Athletic ponga algo más que el corazón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos