Athletic-Spartak de Moscú. 21.05H

Que nada ni nadie empañe la fiesta al Athletic

Raúl García celebra uno de los tres tantos que el Athletic marcó el pasado jueves en el Otkrytie Arena de Moscú./EFE
Raúl García celebra uno de los tres tantos que el Athletic marcó el pasado jueves en el Otkrytie Arena de Moscú. / EFE

El conjunto rojiblanco tratará de hacer buena la renta de Moscú (1-3) en un partido marcado por la masiva presencia de ultras rusos

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

El Athletic regresa esta noche a la única competición en la que puede nutrir de ilusión a una afición desencantada con el juego del equipo, con el pobre rendimiento de un curso gobernado por la irregularidad. A ese torneo que, como dijo José Ángel Ziganda antes del encuentro de ida de dieciseisavos de final, «saca de la rutina diaria». Después de la contundente victoria en Moscú, con más pólvora que fútbol, con ese sabroso 1-3 en el bolsillo, la tropa vizcaína se ha conjurado para no entrar en la leyenda negra de la Europa League, para evitar unirse a esos conjuntos que sufren una remontada que quede registrada para siempre en el apartado de sonrojantes estadísticas, y espera rematar la faena hoy en una Catedral que contará con un inédito dispositivo de seguridad tanto en el interior como en sus aledaños para evitar cualquier tipo de incidente con los radicales del Spartak. Nada, por tanto, debe empañar la fiesta que tiene que vivir San Mamés en una campaña bilbaína que, de momento, presenta más nubes que claros.

Sin hacer nada del otro mundo en el Otkrytie Arena de Moscú -bueno sí, disfrutar de una eficacia casi olvidada por el Athletic en este ejercicio-, ‘Cuco’ y sus hombres consiguieron un enorme botín, inesperado a todas luces por el deficiente rendimiento de la escuadra vizcaína desde el derbi contra el Alavés (el 7 de enero). Esa victoria en Rusia cimentó una nueva ola de optimismo e ilusión en el torneo al equipo. Sin embargo, la depresión padecida en el Wanda Metropolitano -es verdad que con una alineación singular, sin Aduriz, Raúl García, Yeray, De Marcos e Iturraspe, entre otros-, sin ningún tiro a puerta en todo el encuentro contra el Atlético, ha provocado que esa chispa que se encendió en la fría capital se haya vuelto a congelar. Poco ofreció el grupo vizcaíno el domingo, más bien nada, y solo queda agarrarse a la Europa League, como ya ha aceptado algún futbolista de la primera plantilla, para que la temporada 2017-18 no se quede en la mediocridad.

Nada de esperar

Hoy, por tanto, más vale mostrar una cara distinta. No será necesario realizar, a priori, ese partido «redondo» que tantas veces ha previsto Ziganda y que, seis meses después de que arrancara la competición, no ha llegado. Bastará -y no será fácil- con saber administrar la ventaja, jugar con los nervios de un grupo que ha preparado el encuentro y la remontada en Estepona y comportarse como una formación sólida y solidaria, contundente atrás, y eficaz en la delantera. Eso sí, tanto el preparador navarro como Iago Herrerín, protagonistas ayer en la sala de prensa de Lezama antes del último entrenamiento, proclamaron que la intención local será salir a por el encuentro, redondear con una victoria el pasaporte para la ronda de octavos de final. Porque, recordó el portero, este bloque lo pasa muy mal, sufre, cuando retrasa su posición sobre el césped. «Nosotros, para empezar, no sabemos quedarnos esperando. Cuando lo hemos hecho nos han pasado por encima. Tenemos que sacar la eliminatoria, y si es con una victoria mejor. Si cuando queden 20-25 minutos el partido va igualado, quizá te fijas en el resultado. Pero la idea es ir a por el partido», señaló el meta.

El técnico ha convocadoa todos sus jugadores disponiblespara esta noche

En teoría, el técnico de Larrainzar tirará del mismo bloque que tumbó al Spartak en Moscú, ese ‘once’ tipo en el que aparece Iñigo Martínez cuando la competición que juega es la Liga. Al menos, eso dejó ver en su comparecencia. Regresará Iago Herrerín, también Yeray, soberbio en el duelo de ida, y ausente en Madrid. Por supuesto, resultará fundamental la veteranía y el saber manejar los tiempos de Raúl García, y la labor de destrucción de Mikel Rico. Y, por supuesto, el tino de un hombre que goza en la Europa League: Aritz Aduriz, que el martes se retiró antes del entrenamiento -ha citado ‘Cuco’ a los 20 futbolistas disponibles por las molestias del donostiarra y del central de Barakaldo-, es el máximo artillero de la competición esta campaña y aparece cuarto en el ranking histórico, con 30 dianas, una menos que Falcao.

De alto riesgo

Éstas son algunas de las piezas que situará Ziganda sobre el césped con el objetivo, primero, de ganar, y también de esquivar un tempranero tanto del Spartak, que provocaría nervios e incertidumbre, también una cierta preocupación, tanto en el equipo, como en una hinchada que será necesaria esta noche a pesar de la tardía hora de comienzo de este encuentro de alto riesgo. No adquiere esta clasificación tan solo en el apartado de seguridad, por esa presencia de los radicales rusos, sino también en el deportivo: un adiós a Europa sería una estocada casi mortal al proyecto de Ziganda, que se convertiría en efímero.

Por tanto, solo cabe pensar en redondear el pase de ronda para mantener la fe en este equipo, para que San Mamés sea una fiesta, y tratar de que solo se habla de fútbol, del encuentro, que las abundantes medidas de seguridad previstas ofrezcan sus frutos. Que nada ni nadie afeen lo que tiene que convertirse en el billete del Athletic hacia la siguiente eliminatoria de la segunda competición continental, el único estribo al que se puede agarrar este conjunto que precisa de ese pasaporte para insuflarse ánimo, moral y que, de una vez por todas, se produce ese despegue en el juego que todo el mundo ansía.

Athletic - Spartak

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos