Athletic

La complicada situación de Eneko Bóveda

A la izquierda, Eneko Bóveda ayer en Lezama.
A la izquierda, Eneko Bóveda ayer en Lezama. / Ignacio Pérez

La polivalencia juega a su favor, pero tiene varios jugadores por delante tanto en el puesto lateral derecho como en el de central

Juanma Mallo
JUANMA MALLOBilbao

Una situación complicada. Ese es el estado de Eneko Bóveda (Bilbao, 28 años) en el Athletic. Salió ayer a la sala de prensa de Lezama el futbolista vizcaíno y asumió la dificultad de aparecer con cierta asiduidad en las alineaciones de José Ángel Ziganda. Cuenta con la virtud de la polivalencia, pero en ambas demarcaciones, tanto en el lateral derecho como en la posición de central, existen muchos futbolistas por delante. En la banda: Lekue y De Marcos. En el eje de la zaga: Etxeita, Unai Núñez, San José, y Yeray, cuando se restablezca de su enfermedad. «Me encuentro cómodo en ambas posiciones. Él (por el entrenador) lo sabe. Puedo ayudar en las dos, espero que sea una baza a mi favor para ganarme unos minutos», expuso.

De hecho, no habló de ganarse la titularidad. Si se miran sus palabras, parece que se conforma con sumar algunos ratos en el terreno de juego. «Hay que aprovechar estos amistosos para reivindicarse dentro de esas escalas que suele haber en la plantilla». Y él, que solo sumó 22 encuentros la última temporada de Valverde, ha visto, durante este calentamiento del curso, que su papel volverá a ser secundario. «Los jugadores siempre estamos intuyendo lo que puede llegar a pasar, lo que le puede gustar al entrenador», explicó Bóveda sobre los deseos de Ziganda, que no le ha colocado en ninguna de las alineaciones titulares de los tres duelos disputados hasta ahora. Y hoy tampoco estará.

Porque, en un primer momento, apareció en la convocatoria. Sin embargo, al rato, 'Cuco' rectificó y le sacó para meter a los cachorros Sillero y Andoni López. Bóveda, salvo sorpresa, jugará en Sestao mañana contra el Valladolid. Ese es su estatus. Complicado.

Fotos

Vídeos