Athletic

Una jornada completa y variada en Crans-Montana

Los jugadores firman autógrafos./Fotos: Juan Echeverria
Los jugadores firman autógrafos. / Fotos: Juan Echeverria

El Athletic dedica el primer día en Suiza a una doble sesión aunque también hubo tiempo para el esparcimiento, baño incluido

JUANMA MALLOEnviado especial Crans-Montana

Ha concluido a eso de las siete de la tarde el primer día completo del Athletic en Suiza. La lluvia les ha dado una tregua, ese elemento que ayer les torturó y les obligó a aterrizar en Ginebra, a dos horas de su centro de concentración, en lugar de Sion, a escasos treintas minutos. Por la mañana, la primera sesión de José Ángel 'Ziganda en Crans-Montana ha combinado la parte física, un costoso circuito con 15 paradas, con la formación táctica de la primera plantilla del Athletic. Ha arrancado poco antes de las diez, y se ha cerrado a las 11.20 en un día que ha empezado nublado, con 13 grados de temperatura, pero que ha ido mejorando y ha salido el sol. Durante la primera parte, los futbolistas eran aleccionados por Iban Urquiza, dinámico preparador físico que no les daba ni un segundo de respiro: saltos a la comba, flexiones, balones medicinales... Y bromas entre los profesionales.

A continuación, toques de balón, pases, rondos, y ejercicios para perfilar el modo de defender en inferioridad. Ahí ha salido el 'Cuco' más didáctico, ofreciendo consignas constantes, tocando de vez en cuando su silbato, y animando a sus futbolistas de manera constante. Antes de comer, a las 13.30 horas, han invertido el tiempo libre en el gimnasio, en seguir partidos de golf en el campo anexo a su hotel, el Grand Hotel du Golf & Palace, y a bañarse en el lago que está a lado de su cuartel general.

Por la tarde, a las seis, el grupo vizcaíno se ha ejercitado durante una hora en Bluche, el mismo campo. Al principio, se han desarrollado tres divertidos corros de las patatas. Consistía en que nueve jugadores, de la mano, debían tocar el balón con la cabeza, y meter una diana en una portería hecha de pivotes. Luego, rondos, toques y dos equipos. Ha vuelto a repetir Ziganda la pareja Núñez-Laporte, ha mantenido como laterales derechos a De Marcos y Bóveda, los media puntas han sido Raúl García y Aketxe...

Luego ha habido centros y remates. Y se acabó, todo seguido por dos niños, nacidos en Suiza, pero con su madre de ascendencia. Y claro, ella les ha metido el sentimiento rojiblanco.

Por cierto, Ziganda les ha advertido a sus hombres de que mañana será duro, con entrenamiento por la mañana y partido a la tarde frente al Basilea, campeón suizo, a partir de las 19 horas. Será el estreno de los amistosos de los vizcaínos. Aquí habrá dos más. El sábado ante el Sion y el lunes frente al Fenerbahce. La cena ha sido a las nueve, después de un acto institucional con las autoridades de Crans-Montana. La primera jornada ha sido completa y variada, por tanto, con los siguientes hitos.

Cuidados especiales para Muniain, Laporte y Rico

Después de terminar la primera sesión en Crans-Montana, mientras el resto de sus compañeros estiraban, los fisioterapeutas del Athletic se concentraron en tres hombres: Iker Muniain, Mikel Rico y Aymeric Laporte. Los tres recibieron cuidados especiales de los profesionales rojiblancos. Al centrocampista de Arrigorriaga, por ejemplo, les estiraron las piernas, se tocaba la zona de la ingle izquierda... Por la tarde, se ejercitaron sin problemas, aunque el vizcaíno se retiró una pizca antes y Xabi Clemente se ocupó de él.

Los entrenamientos, grabados desde un andamio

Por primera vez en su carrera como técnico, Ziganda empleó un andamio, de unos cinco metros de altura, para grabar las sesiones del Athletic en Bluche. Bueno, en realidad fue Alberto Iglesias, encargado de los vídeos, el que tomó las imágenes de las prácticas en Crans-Montana desde lo alto, una costumbre que inició Luis Enrique en el Celta. La instalación de este elemento no ha sido una petición del nuevo preparador rojiblanco, sino que ya estaba en el campo y aprovechó la circunstancia para documentar las sesiones con mejor perspectiva, ya que no hay gradas en el recinto.

Iago Herrerín se lastima el hombro izquierdo

En uno de los ejercicios en el que el Athletic ensayaba la manera de defender en inferioridad, casi al final de la práctica matinal, Iago Herrerín ha dado un pequeño susto: se lastimó en el hombro izquierdo. Quedó tendido en el suelo y, de inmediato, acudieron a atenderle Juan Manuel Ipiña, masajista, Paco Angulo, médico desplazado a Suiza con la expedición, e Imanol Martín, fisioterapeuta. Se levantó, le miraron la zona, y el portero bilbaíno movía cada poco la articulación para comprobar su estado. No volvió a colocarse bajo los palos, pero cuando acabó el entrenamiento, Imanol Etxeberria, técnico de los guardametas, le preguntó qué tal estaba y el meta que estuvo cedido en el Leganés le dijo que bien. A la tarde fue uno más.

Siguen las charlas de Ziganda

Se ha convertido en algo habitual. Al término de los entrenamientos, Ziganda llama a su lado a alguno de sus futbolistas. La semana pasada les tocó, entre otros, a Remiro y a Muniain, Ayer, cuando acabó la sesión matinal, les tocó a tres de sus pupilos: De Marcos, en una conversación que también estaba el segundo, Bingen Arostegi; San José y Vesga. A la tarde. charló con Núñez después de una práctica de una hora. También el lateral y Sabin estuvieron un rato sentados con el preparador.

Fotos

Vídeos