«El equipo va a reconducir esta situación»

Mikel Rico. / Jordi Alemany

El mediocentro expresa su confianza en la capacidad del Athletic se salir a flote y asegura que ve a Ziganda «más ilusionado que el primer día»

ROBER BASIC

Mikel Rico está convencido de que el Athletic superará la crisis de juego y resultados que le sacude con fuerza y que acabará arriba en la clasificación. "Recuerdo una primera vuelta con Ernesto (Valverde) de 19 puntos y al final terminamos quintos. Estamos hechos a estas situaciones", ha subrayado el mediocentro esta mañana en Lezama, donde los rojiblancos han trabajado sobre todo la defensa de los centros laterales. "El parón nos viene bien para corregir fallos y mejorar algunas cosas. En semanas con tres partidos es imposible hacerlo", ha señalado el centrocampista, quien ha reforzado su postura optimista con un mensaje en forma de promesa: "El equipo va a reconducir esta situación".

Mikel Rico ha pedido un poco de tranquilidad, aunque no ha tratado de disimular el mal momento por el que atraviesa el Athletic. Lo ha asumido y reconocido y, a partir de ahí, ha manifestado que cuanto antes llegue la reacción, mejor. "El Villarreal es un buen rival para demostrarnos a nosotros mismos que queremos estar bien. El equipo va a reconducir la situación independientemente de esos tres encuentros", ha dicho en referencia a los duelos contra el 'submarino', el Hertha y el Deportivo, que se intuyen como claves para el devenir del grupo y su entrenador.

Precisamente sobre José Ángel Ziganda ha comentado que le ve "ilusionado y animado, incluso más que el primer día" y que ahora hay una mayor "sintonía con el equipo", sensación que ha atribuido al tiempo vivido en común y los lazos que se han ido estrechando en estos meses. No ha sabido explicar las causas del mal juego del Athletic -"si lo supiéremos, lo hubiéramos arreglado"- y sí ha distinguido entre las actuaciones de casa y las de fuera, donde les cuesta mucho más competir y proponer. Ha reconocido que las críticas están allí y que se producen porque "hemos demostrado que podemos dar un gran nivel y ahora la gente lo exige". En este sentido, las ve lógicas y justificadas.

El mediocentro ha recordado que uno de sus tobillos le ha dado "mucha guerra" y que todavía está con molestias, pero sw ve cada día mejor y con ganas de ayudar al equipo. Prácticamente no ha contado para Ziganda, aunque ha asegurado que mantiene intacta su "ilusión" y que quiere hacerse con un hueco en el once. "No me conformo con la situación en la que estoy. Quiero jugar. No me rindo y me entreno a muerte", ha declarado el bravo futbolista de Arrigorriaga.

Fotos

Vídeos