La Ertzaintza sopesa cerrar la explanada de San Mamés para el choque del Olympique

Ultras del Olympique, el pasado jueves en su estadio, Vélodrome, donde su equipo se impuso 3-1 al Athletic./Manu Cecilio
Ultras del Olympique, el pasado jueves en su estadio, Vélodrome, donde su equipo se impuso 3-1 al Athletic. / Manu Cecilio

Estudia montar dos grandes cuadrados con vallas para bloquear virtualmente la zona aledaña al estadio. El Departamento de Seguridad está haciendo un llamamiento en todas las comisarías para llevar agentes a Bilbao para el partido del jueves

JAVIER MUÑOZ

La Ertzaintza sopesa la posibilidad de cerrar la explanada de San Mamés para el partido del Athletic y el Olympique de Marsella del próximo jueves. Así lo indicaron fuentes sindicales al EL CORREO, que precisaron que la idea es montar dos grandes cuadrados con vallas que bloqueen virtualmente la zona contigua al estadio, en el marco de un importante operativo policial dirigido a disuadir a los ultras que acudan al encuentro, el choque de vuelta de octavos de Europa League.

Las mismas fuentes informaron de que, por primera vez en un partido de Europa League, el Departamento de Seguridad está haciendo un llamamiento en todas las comisarías de la Policía autonómica para buscar agentes que se sumen al dispositivo policial del Olympique, cuya afición hostigó a los hinchas bilbaínos el pasado jueves en el partido de ida. Esa actitud mostrada de la consejería de Estefanía Beltrán de Heredia representa un cambio significativo, según las centrales, ya que hasta ahora, para los partidos de Europa League en San Mamés solo se había estado llamando al personal adscrito a las comisarías de la capital vizcaína y de Vitoria.

Los sindicatos expresaron su satisfacción por la nueva disposición que aprecian en el Departamento de Seguridad, un cambio que se produce en el contexto de las negociaciones que los responsables de la Ertzaintza están manteniendo con las centrales para modernizar la Brigada Móvil y la unidad de Seguridad Ciudadana, a fin de dotarlas de más recursos materiales y humanos con los que hacer frente a los hinchas violentos.

Más personal

Los representantes sindicales no solo reclaman más personal al Departamento de Seguridad, una demanda que se remonta al partido Euskadi-Bolivia de hace cinco años y que se ha intensificado tras la muerte por infarto del ertzaina Inocencio Alonso en los disturbios protagonizados por ultras del Athletic y del Spartak de Moscú. También proponen otras medidas adicionales, como disponer desfibriladores y movilizar varias ambulancias medicalizadas en los aledaños de San Mamés, vehículos que se sumarían al que ya permanece aparcado dentro del estadio.

Las fuentes sindicales indicaron que esperan ver pronto «una mejoría importante» en los medios de que disponen los ertzainas para hacer frente a los disturbios en los partidos. Destacaron la necesidad de que en los encuentros de Europa League, cuando se prevea la llegada de grupos violentos, se organice un dispositivo que disuada a los ultras de antemano. Este tipo de despliegues acarrea, lógicamente, costes que puede pagar el Athletic y si no los contribuyentes, pero en cualquier caso es necesario para preservar la seguridad en los partidos, subrayaron las centrales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos