«El Superdépor mereció ganar más títulos»

José Ramón González Pérez, ex jugador del Deportivo, en la Playa de Riazor / MANU CECILIO

José Ramón, el capitán que levantó el primer trofeo de los gallegos, evoca su carrera y analiza el partido de hoy ante el Athletic

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

José Ramón González (Carreira, La Coruña, 49 años) está tan fino como cuando se convirtió en un mito del Deportivo, para el que jugó 210 partidos en diez temporadas (1987 a 1995 y 1998 a 2000). Queda en la historia del club como el capitán que levantó el primer trofeo, la Copa de 1995 ganada al Valencia. «Lo pasé mal los tres primeros meses de exjugador. Pero me di cuenta que necesitaba la rutina y me mentalicé para hacer una vida muy similar a la del futbolista. Todas las mañanas me levanto temprano y practico deporte», explica poco antes de dirigirse a Vigo, en donde comentó el Celta B-Deportivo B para la televisión de Galicia.

José Ramón mira hacia atrás a petición de EL CORREO. Y lo hace sin complacencia. «El_‘Superdépor’ debió ganar más títulos», asegura al hablar de su época como centrocampista._Él estaba en la plantilla de la Liga y de la primera Copa de un equipo que lograría después otra y tres Supercopas.

«Con la llegada de Mauro_Silva y Bebeto se hizo un grandísimo equipo. Barça y Madrid no estaban en su mejor momento y nos aprovechamos, aunque aquel ‘Superdépor’ debió ganar más._El equipo quedó cuatro veces subcampeón de Liga y en Europa se perdió una magnífica oportunidad cuando nos eliminó el Oporto de Mourinho en 2004 en semifinales de la Champions. Pudimos hacer cosas más importantes», evoca el hermano de Fran, el jugador con más partidos en el club.

«Los que veníamos de la cantera nos conformábamos con ir al Bernabéu y perder 2-0. Vi a compañeros vomitar por la responsabilidad antes de algunos partidos», recuerda. Pero la llegada de los brasileños agitó las mentalidades locales. «Los extranjeros, sobre todo los brasileños, nos enseñaron a ser ambiciosos. Llegaron los mejores, Bebeto, Djalminha, Mauro, Flavio, y nos dijeron ‘hemos jugado en Maracaná, queremos el balón, que el Madrid se fastidie y corra detrás nuestro para quitarnos la pelota’. De todos, Djalminha era el que más ambición tenía. Se crecía ante los partidos grandes», ensalza José Ramón.

En 1995 se fue al Compostela, donde tocó el cielo de nuevo. «Fuímos subcampeones de invierno, un milagro». De esa etapa queda el recuerdo de su persecución en vano a Ronaldo en su antológico golazo de 1996. «Muchos me dijeron ‘haberle dado una patada’, pero por mi manera de ver al fútbol me alegro de no haberlo hecho. A los pocos días Djukic vino con lo mismo. Le dije que Ronaldo era como un tren, que si te ponías ante él en carrera, te arrollaba. Unas jornadas después volvió locos a Djukic y Naybet. Luego me dijo ‘tienes razón, no hay forma de tirarle’», sonríe.

Divorcio con el club

Retirado del fútbol, inició su etapa de entrenador._Su último equipo fue el juvenil del Deportivo._Se fue en 2016 tras acusar que se filtraban informes y ausencia de metodología. Ayer explicó lo sucedido. «Me fui porque no estaba de acuerdo con muchas cosas. Quise hablar con el presidente, pero no quiso recibirme y por eso lo denuncié publicamente».

El Deportivo de Cristóbal le gusta más que el de Pepe Mel. «Ahora las ideas están claras. Presiona muy arriba, acumula mucha gente en el centro con tres pivotes, busca superioridad por banda y se la juega al uno contra uno con llegadas y centros. Mel nunca dio con la tecla. Se fijaba mucho en el rival y cambiada el sistema». Y lanza un aviso el Athletic. «El Deportivo le presionará arriba e intentará no dejarle pensar».

Noticias relacionadas

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos