El fondo de armario de Ziganda

Análisis

En tan solo seis encuentros oficiales, el entrenador del Athletic ya ha utilizado a 22 jugadores

Julen Guerrero
JULEN GUERRERO

Desde el partido que enfrenta al Athletic con el Girona hasta el último antes del próximo parón por compromisos de la selección, donde los rojiblancos visitarán al Valencia, hay tres semanas repletas de encuentros, siete en total: Athletic - Girona (10 sep.), Hertha Berlín - Athletic (14 sep), Las Palmas- Athletic (17 sep), Athletic - At. Madrid (20 sep), Málaga- Athletic (23 sep), Athletic-Zorya Luhansk (28 Sep) y Valencia- Athletic (1 oct).

En tan solo 6 duelos oficiales hasta ahora Ziganda ya ha utilizado a 22 jugadores: Kepa, Herrerín, Bóveda, Saborit, Laporte, San José, Beñat, Muniain, Williams, Susaeta, Lekue, Etxeita, Rico, De Marcos, Sabin, Aduriz, Vesga, Raúl García, Aketxe, Balenziaga, Córdoba y Nuñez. Sólo hay 3 que por diferentes motivos no han participado: Yeray, Iturraspe y Kike Sola.

La plantilla rojiblanca atiende las indicaciones de Ziganda en un reciente entrenamiento. / JORDI ALEMANY

En tan poco tiempo el mensaje del entrenador está siendo muy claro: prácticamente todos van a tener oportunidades. En los siete próximos encuentros vamos a comprobar quién da un paso adelante y quiere entrar en esta rueda o quién desaprovecha esta gran oportunidad y deja pasar el tren.

Portería

Aquí las cosas están claras. Kepa en Liga, y, de momento, Iago en Europa League. Los dos ofrecen garantías, las rotaciones les vendrán bien para que se sientan importantes y también para que no se duerman y tener siempre a los dos en condiciones de jugar en cualquier momento.

Defensa

A la espera de la recuperación de Yeray (qué ganas tenemos todos de que vuelva), a Ziganda no le ha temblado el pulso a la hora de dar minutos a un debutante como Unai Núñez. Esta es la filosofía del Athletic: cuando se necesita un jugador para el primer equipo en un puesto determinado, tiene que estar preparado. El portugalujo, jarrillero como yo, está aprovechando su oportunidad con nota, algo que incluso le ha llevado a jugar ya con la sub’21, y muy bien, por cierto. Con Laporte como jefe y a través del que gira toda la defensa, el resto que ha participado lo ha hecho con criterio. Antes era difícil contemplar una defensa diferente a De Marcos, Yeray, Laporte y Balenziaga, por lo visto hasta ahora, solo Laporte parece inamovible.

Creo que es el año en el que sobre todo Lekue tiene que dar un paso al frente. Con varios años ya en el primer equipo, su experiencia y sus incuestionables cualidades vistas hasta ahora son un arma que el Athletic necesita. Aunque puede jugar en otras posiciones y hacerlo bien también, la sombra de Capa, otro portugalujo, fichado para la temporada que viene, poco a poco se irá asomando. Lo difícil no es llegar, lo complicado es hacerse un hueco en el equipo titular con asiduidad, ser importante y mantener una regularidad; Y Lekue está en ese punto.

Centro del campo

Posiblemente hasta ahora la línea más irregular. El Athletic es un equipo que en los últimos años se ha acostumbrado a dominar en esta parcela y hemos disfrutado en distintos momentos con San José, Beñat, Iturraspe y Mikel Rico. De momento no han encontrado su mejor forma física, algo fundamental para imponerse a los contrarios en esta zona. La aparición de Vesga es una gran alternativa, su cesión al Sporting le vino muy bien. Noté muy ilusionado a Iturraspe el otro día en la inauguración del Museo. Sería una gran noticia que pueda volver a alcanzar su mejor nivel.

Delantera

Parece difícil que los dos jugadores que en los últimos años han llevado el peso ofensivo del equipo, Raúl García y Aduriz, aguanten al mismo ritmo que las anteriores campañas. Ojalá me equivoque, pero creo que este año van a tener que entrar en más rotaciones que hasta ahora si no queremos que sufran, sobre todo, problemas musculares. Por este motivo, tiene que ser el año en que otros vayan asumiendo poco a poco ese papel, y todos los focos apuntan a Muniain y Williams.

Pero este paso al frente no solo tiene que suponer ofrecerse entre líneas y al espacio, algo que están haciendo a un gran nivel. El equipo necesita jugadores con hambre de gol, y los dos están capacitados para ayudar al equipo en esta faceta. Si consiguen mejorar sus cifras goleadoras, su nivel futbolístico subiría a niveles muy muy altos. Afortunadamente, Córdoba es otra de las apariciones positivas en este inicio. Ha llegado para quedarse, quiere el puesto y le ofrece al entrenador la posibilidad de centrar o dar descanso a Muniain y tener un especialista en banda que de más amplitud al juego.

En un artículo anterior comenté que entre las diferencias que apreciaba en Valverde y Ziganda estaba que ‘Cuco’ es más impulsivo, más pasional en el banquillo, e incluso más cercano al jugador. Por lo visto hasta ahora, encontramos otra diferencia: Ziganda quiere contar con más jugadores de la plantilla, o por lo menos les va a dar la oportunidad de subirse al tren de las rotaciones. Otra cuestión es quién la aproveche. Valverde era partidario de dar muchos más minutos a 13-14 jugadores. Ziganda busca y quiere fondo de armario.

Fotos

Vídeos