El Gobierno vasco dice que el dispositivo estuvo «muy bien organizado»

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, en la puerta del hospital de Basurto. / Manu Cecilio

La consejera de Seguridad Estefanía Beltrán de Heredia confirma que se confiscaron «porras extensibles, puños americanos, piedras y bengalas a aficionados del Athletic»

Silvia Cantera
SILVIA CANTERA

El Gobierno vasco ha asegurado este viernes que el dispositivo para controlar los altercados de los ultras en los aledaños de San Mamés estuvo «muy bien organizado». La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, ha remarcado en declaraciones a Radio Euskadi que el trabajo de la Ertzaintza se desempeñó «con mucha profesionalidad».

Como consecuencia de la batalla campal que se desató momentos antes del partido de la Europa League entre el Athletic y el Spartak de Moscú, nueve hombres fueron detenidos. Cinco de ellos son vascos, otros tres rusos y el último arrestado es polaco.

Beltrán de Heredia ha explicado que el agente de 51 años, Inocencio Alonso García, «no estaba en el enfrentamiento directo» en el momento en el que se desvaneció. «Se sintió indispuesto al bajarse de la furgoneta», ha indicado. La consejera ha añadido que el hermano del fallecido también era ertzaina y «estuvo con él» en todo momento.

En los instantes previos al partido requisaron a los «energúmenos que se dicen aficionados del Athletic porras extensibles, puños americanos, piedras y bengalas». Al ser preguntada sobre quién lanzaba las bengalas que causaron el caos en Sabino Arana y la explanada de San Mamés, Beltrán de Heredia aseguró que fueron «cruzadas» entre los ultras de ambos equipos.

«¿Por qué estas personas violentas utilizan el fútbol?», se ha preguntado la responsable de Seguridad. Ha pedido «medidas» a los equipos de fútbol y cree que sucesos como los de ayer tienen que llevar a una «reflexión». «Los clubes tienen que plantearse qué hacer con estas personas», ha remarcado. Considera que cada equipo tendría que responsabilizarse de «aislar» a las personas violentas y, «en la medida de lo posible, no dejarles participar en los espectáculos deportivos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos