Goleada del Athletic al Santutxu para cerrar un curso pésimo

Goleada del Athletic al Santutxu para cerrar un curso pésimo
Manu Cecilio

Se impone en el partido del Centenario de los rojillos con un 'hat-trick' de Sabin Merino y con Muniain como líder ofensivo

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

El Athletic puso punto final a su pobrísima campaña con una goleada en el Centenario del Santutxu. Es una victoria de obligado cumplimiento ante un animoso grupo de Tercera, pero que no le redime de la nota del curso: muy deficiente.

Lo más interesante era el ambiente festivo. Pese a que cada vez acude menos gente a San Mamés, el Athletic mantiene un importante tirón cuando sale por la provincia. Los niños de la cantera del Santutxu y de Basauri se adueñaron de las gradas de Artunduaga. Williams y Kepa, que se sentaron en el palco, dedicaron tanto tiempo en el primer tiempo a firmar autógrafos como a ver el partido. En la segunda parte optaron por la tranquilidad y se bajaron al banquillo.

El Athletic bajó el telón a la espera de un futuro que ya comienza a adivinarse. Vendrán Eduardo Berizzo y fichajes como Capa, Ganea y Dani García.

El duelo de Basauri demostró que lo mejor del equipo de Ziganda en el final del curso ha sido la confirmación de que Muniain ha finalizado en un excelente estado tras la grave lesión de rodilla que le tuvo 193 días inactivo.

El propio navarro lamentó hace unas jornadas ante un corrillo de periodistas que la campaña llegara a su fin, que estaba disfrutando y que le habrían gustado dos meses más.

No vale da nada, pero en Basauri volvió a ser el principal constructor del juego del equipo. En medio de pésimas noticias, el Athletic al menos ha dejado una luz de esperanza. Muniain está totalmente recuperado y liderará el proyecto del próximo curso.

Estos partidos crepusculares tienen mucho de reivindicación tardía para algunos jugadores. Le sucedió a Sabin Merino. Ziganda apenas ha contado con él. Sólo cinco partidos como titular. Ningún gol.

El delantero asume que sus opciones de continuar son escasas. Hay 27 jugadores con contrato en vigor y tres canteranos que saltarán en pretemporada. El de Urduliz está en riesgo de caer en el 'corte'. En el último partido de Ziganda ofreció goles y remates. Firmó tres de las dianas de su equipo y además fue un constantes peligro.

Merino quiso irse en el pasado mercado de invierno. Habló con Ziganda. El entrenador le contestó que debía quedarse. Por eso le dio cancha en las primeras semanas de 2018. Sin embargo, poco a poco desapareció de nuevo. Su idea es ver lo que sucede con el nuevo entrenador, pero tiene claro que quedarse aquí para no tener protagonismo es una mala decisión.

En el adiós de la campaña dejó un mensaje. Si se confía en él, puede ser un jugador aprovechable para el Athletic.

El partido dejó además momentos emotivos para el grupo de muchachos que debutaron con el primer equipo, Vivian, Tascón y Oli. Para el primero era un duelo muy especial. Hace tres campañas era jugador del tercer equipo juvenil del Santutxu. Uno de sus entrenadores era Ibai Gómez. Ayer saltó al campo en el minuto 77 y se encontró con que uno de los atacantes a los que debía defender era Ibai.

Vivian ya estuvo en la convocatoria del último partido ante el Espanyol. No jugó. Lo hizo en Basauri, pero se fue maldiciendo su suerte. A lo nueve minutos de estar en el campo se lesionó. La cara de disgusto con la que abandonó el campo lo decía todo.

0 SANTUTXU

4 ATHLETIC

Santutxu:
Lozano; Adrián, Valero, Ormazabal, Elo, Andoni, Bengoa, Arkaitz, Erre; Aboitiz e Iza. También jugaron Josuan, Axpe, Lander, Munilla, Eriz, Mata, Txaka, Varela, Ibon, Elder, Gorka, Bustinza, Urko Vera e Ibai Gómez.
aTHLETIC:
Herrerín; Areso, Etxeita (Vivian, m. 79, Saborit, m.87), Iñigo Martínez, Lekue; San José (Vesga, m. 46), Iturraspe (Beñat, m. 46); Susaeta (Tascón, m.61), Muniain (Yeray, m.61), Sabin Merino; y Aduriz (Oli, m.46).
goles:
0-1. M.11. Sabin Merino. 0-2. M. 42.Aduriz.M.54. Sabin Merino. 0-4. M.76. Sabin Merino.
árbitro:
Igor Guijarro.
incidencias:
Partido del Centenario del Santuxu. 1.500 espectadores en el campo de Artunduaga, Basauri.

Triste adiós de Saborit

Le sustituyó Saborit. Fue el partido final a sus diez campañas en el club. Triste final. Calentó durante el segundo tiempo, pero Ziganda sólo le sacó los últimos tres minutos.

El otro que ya sabe que no renovará, Kike Sola, ni siquiera fue citado. Lleva unos días con molestias y no ha tenido la oportunidad de despedirse como jugador de un equipo que realizó una gran inversión y en el que ha quedado muy lejos de cumplir las expectativas.

Justo lo mismo que le ha sucedido a una plantilla que se va de vacaciones con una goleada que no oculta que la nota del curso es un suspenso mayúsculo.

Gran jornada de fiesta para el Santutxu

El Santutxu celebró por todo lo alto su Centenario. Fue una gran jornada festiva para el club del barrio bilbaíno. La entidad de Mallona sacó músculo pese a que se tuvo que llevar el partido a Basauri porque el Athletic no juega amistosos en campos de hierba artificial.

El Santutxu es una de las «grandes canteras de Bizkaia y del País Vasco», se resaltó desde la megafonía. Ayer alrededor de 400 jugadores de sus 29 plantilla saltaron al campo antes del partido e hicieron pasillo a los dos equipos. Irune y Ekain, de la agrupación Gaztedi, hicieron el aurresku de honor a los contendientes.

Miguel Ángel Gómez 'Mitxelo', el presidente del club rojillo, hizo entrega de la insignia de oro del Centenario a los tres jugadores que han salido de su cantera, militan en Primera y ayer le reforzaron, Ibai Góméz (Alavés), Bustinza (Leganés) y Urko Vera (Cluj rumano). Los tres llegaron al primer equipo del Athletic.

Fue una jornada muy emotiva también para el jugador Asier Aboitiz, en el equipo titular de los locales, quien recibió una placa por sus más de veinte años en la entidad rojilla.

El presidente del Athletic, Josu Urrutia, no acudió al partido. La representación de Ibaigane fue de cuatro directivos. El máximo dirigente rojiblanco tampoco asistió al duelo de Copa que el equipo femenino jugó el Lezama a la misma hora. José Ángel Iribar estuvo en el palco, que abandonó para ir al partido del equipo femenino. El trikitilari Kepa Junkera y el expreparador físico Manolo Delgado se sentaron juntos en la zona noble.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos