Gritos de «puto vasco el que no bote» a la llegada del autobús del Athletic a Mestalla

Los bilbaínos se han bajado del autobús haciendo caso omiso a las faltas de respeto y los silbidos

JAVIER ORTIZ DE LAZCANOVALENCIA

El autobús del Athletic ha sido recibido este domingo a su llegada a Mestalla con gritos de «¡que viva España!» y «¡puto vasco el que no bote», cánticos que fueron entonados por cientos de aficionados locales que han vitoreado primero al autocar del Valencia y luego han insultado a los miembros de la expedición rojiblanca. Los bilbaínos se han bajado del autobús haciendo caso omiso a las faltas de respeto y los silbidos e incluso han saludado a algunos de sus seguidores que las aplaudían apoyados en las vallas que delimitaban su paso hacia el interior del estadio valencianista.

Más noticias

Nada más aparecer el autocar rojiblanco en las inmediaciones de Mestalla, los aficionados del conjunto che han empezado a cantar «que viva España» y el ruido de los silbidos ha ido en aumento. El cántico no ha cesado y los pitos se han vuelto más intensos cuando se han abierto las puertas del autobús del que bajó primero José Ángel Ziganda. Entonces Aduriz ha saludado a unos hinchas ubicados en la primera fila y justo después llegó el turno de un coral «puto vasco el que no bote eh, eh».

Los ánimos han estado crispados en una jornada marcada por el caos vivido en Barcelona, donde el partido entre el Barça y el Las Palmas se jugó a puerta cerrada como respuesta del club blaugrana a la situación vivida a raíz de la celebración del referéndum ilegal.

En todo caso, en las inmeciaciones del estadio y en las tribunas del mismo se han movido con naturalidad los hinchas rojiblancos con sus camisetas del equipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos