Herrerín medita dejar el Athletic

Iago Herrerín y Kepa Arrizabalaga entrenan en Lezama./EEF
Iago Herrerín y Kepa Arrizabalaga entrenan en Lezama. / EEF

«Mi ciclo aquí puede estar acabado», advierte el portero, cuyo deseo es «disfrutar jugando habitualmente»

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Iago Herrerín (Bilbao, cumplió 30 años en enero) se cuestiona su futuro en el Athletic. El portero entiende haber demostrado tener nivel para ser titular en un equipo de Primera, algo que no le puede ofrecer el club rojiblanco porque la apuesta por Kepa Arrizabalaga es incontestable. La única vía para salir al campo jornada tras jornada para Herrerín es abandonar Lezama.

El portero alimentó esta tesis nada más acabar la campaña. Tras el 0-4 al Santutxu, Herrerín recordó algo que ya se sabía de él. No es alguien que se conforme con la suplencia. Y, avisó, de que «aquí mi ciclo, entre comillas, puede estar acabado, porque cuando he jugado he competido bien», dijo a 'Cope Bilbao'.

Herrerín lleva cinco años en el Athletic. Iraizoz, primero, y Kepa ahora le han cerrado el paso a la titularidad. El guardameta trabaja duro para confirmar que es un portero de Primera y la pasada campaña quedó convencido de que dio la talla en el Leganés, al que se fue cedido en el mercado de invierno y en donde jugó 21 partidos.

Su continuidad en el Athletic corre peligro porque asume que hay muy pocas posibilidades de que sea la primera opción del próximo entrenador. Y lanza un mensaje: «Nadie puede echarme nada en cara, pero es cierto que no he conseguido la continuidad que quiero. Kepa, con otros jugadores grandes, es el baluarte del club. Tengo 30 años y quiero disfrutar durante unas temporadas a machete, quiero disfrutar de jugar habitualmente». Sin Europa la próxima campaña, a lo más que puede aspirar si sigue en Lezama es a jugar la Copa.

«Nadie puede echarme nada en cara, pero lo cierto es que no he conseguido la continuidad que quiero»

«Habrá que estudiar todo, ver los equipos interesados y hablar con el club»

Herrerín adelanta que hablará con el club de su situación y dio los primeros pasos en ese sentido al hacer públicas sus intenciones. «Aquí he demostrado que puedo jugar y no he conseguido la titularidad en los cinco años que llevo. Habrá que estudiar todo, los equipos interesados y hablar con el club para ver qué puede pasar y lo que yo quiero».

Hay que esperar a ver cuál es la reacción de la junta directiva. Josu Urrutia renovó a Herrerín hasta 2021 en enero en un momento que se daba por seguro que Kepa acabaría la temporada como jugador del Real Madrid y con Herrerín en el once. Las cosas han cambiado mucho desde entonces. Aquel 10 de enero el portero dijo que renovaba para «estar donde siempre he querido estar y donde cuesta tanto estar».

Esta campaña ha disputado 23 partidos, los 14 de Liga Europa, 8 de Liga por la lesión de Kepa y uno de Copa. Eso sí, dice no estar contento. «Ha sido una temporada dura, que me ha desgastado mucho mental y físicamente. Parece que vas a jugar, luego no juegas. Compites bien, pero sigues sin acumular esos minutos. Te vas con sensación mala porque en los últimos tres meses no he jugado nada y esperaba hacerlo algún partido. Cuando he jugado he competido bien».

El guardameta incluso tranquiliza al Athletic cuando destaca que su salida no sería una grave pérdida. «No habría problema porque los porteros que vienen por detrás son espectaculares», dice en referencia a Álex Remiro (cedido en el Huesca) y Unai Simón (Bilbao Athletic).

Los dos acaban contrato el 30 de junio de 2019 y por el momento no han renovado. Como Herrerín, temen que Kepa les tapone. Remiro ya ha pedido en público seguir en el ascendido Huesca, pero sabe que el club no le cederá si antes no firma la ampliación de contrato.

Herrerín no tendría problemas para encontrar un equipo en Primera, pero hay que ver cuáles son las intenciones del club. En enero firmó una cláusula de 50 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos