El Iturraspe que el Athletic necesita

Ander Iturraspe corre a abrazar a sus compañeros en el partido contra el Alavés tras el gol de Etxeita. /MANU CECILIO
Ander Iturraspe corre a abrazar a sus compañeros en el partido contra el Alavés tras el gol de Etxeita. / MANU CECILIO

El centrocampista va camino de recuperar su nivel y se ha consolidado en el once de Ziganda

JUANMA MALLO

Debutó con el Athletic un lejano 14 de septiembre de 2008 y, desde entonces, Ander Iturraspe (Abadiño, 29 años) ha sufrido con la escuadra rojiblanca, ha penado en el banquillo, ha dirigido de forma magistral desde la sala de máquinas, ha desaparecido de las alineaciones y, en la actualidad, ha vuelto a recuperar peso gracias a que, por fin, ha interiorizado que el equipo le necesita, que precisa de su calidad y, poco a poco, recuerda a aquel centrocampista que enamoró a Marcelo Bielsa, a Ernesto Valverde en su primera temporada e incluso a Vicente del Bosque. Ha pasado por diversas etapas desde que Caparrós le concedió la alternativa –por cierto, el utrerano le ofreció aquella oportunidad y poco más, ya que era habitual verle en el banquillo y solo jugó siete partidos completos en tres temporadas– hasta que José Ángel Ziganda, en la actualidad, le ha vuelto a colocar el traje de fijo en el once, después de las muchas probaturas que el técnico de Larrainzar ha realizado para encontrar el cuadro de mando del conjunto vizcaíno.

Es Iturraspe un futbolista de una gran calidad, con una excelente visión de juego, pero que carece de la fortaleza mental suficiente para superar las adversidades y no cuenta con el carácter necesario para confiar en sus posibilidades, para creer que tiene potencial y capacidad para dirigir el barco Athletic. Tampoco dispone de regularidad: tan pronto firma un partido brillante (leáse el encuentro de esta campaña contra el Barcelona), como se esconde y su presencia sobre el césped resulta testimonial. Y eso le ha penalizado en una carrera deportiva que le podría haber llevado más alto –convertirse en un habitual de la selección o haber participado en alguna gran cita con España– y, de paso, a su equipo.

Tumbado en el diván

Con un papel residual con el técnico que le subió al primer equipo, la primera temporada de Marcelo Bielsa descubre a un futbolista magnífico, que incluso estrena su cuenta goleadora en un partido oficial –tras 42 duelos disputados–, con un soberbio tanto frente al Rayo Vallecano. El argentino le solía tumbar en su diván, con charlas continuas sobre el césped de Lezama, y le convenció de su capacidad, le insufló carácter y determinación. Además, le ofreció un papel relevante, primero en la destrucción del juego del rival y, después, en la elaboración y edificación del fútbol de ataque. El ‘flaco’, como así le llamaba ‘El Loco’, se ganó los elogios del sudamericano. «Dio equilibrio casi todo el partido», le aplaudió nada más comenzar la campaña. Era un fijo, con 35 encuentros en la Liga, 15 en la Europa League –su actuación en Old Trafford fue aplaudida por el propio sir Alex Ferguson–, y ocho en la Copa, aunque se perdió la final.

El argentino le mantuvo como uno de sus hombres fundamentales el siguiente ejercicio, igual que Ernesto Valverde en su regreso a Bilbao. Su espectacular rendimiento en la temporada que el Athletic volvió a la Liga de Campeones le permitió entrar en la lista previa para el Mundial de Brasil de 2014. Se cayó, sin embargo, de la convocatoria definitiva para ese desastre protagonizado por la España de Vicente del Bosque. Y ya nada volvió a ser lo mismo para Iturraspe con Txingurri, también penalizado por dos inmensos errores que la afición aún guarda en su memoria: sendas pérdidas de balón, ante Granada y Córdoba (2014). Dos desconexiones –no fueron las únicas pero si las más destacadas– que le costaron caro.

Ander Iturraspe

Edad.
Cumplirá 29 el 8 de marzo.
Debutó con el Athletic.
el 14 de septiembre de 2008, en un partido contra el Málaga. El resultado, en La Rosaleda, fue de empate a cero.
Partidos con el Athletic.
Ha jugado 295 partidos en diez temporadas. Ha anotado tres goles.
Títulos.
Supercopa de España.
Contrato.
2019. 45 millones.

Su protagonismo decayó, parecía que había perdido su clase, su talento. Entró en un pozo y acabó perdiendo la confianza del actual preparador del Barça. Incapaz de levantar cabeza, tocado en su autoestima, pasó tres campañas complicadas, adelantado por Mikel San José –estuvo en la Eurocopa–, Beñat... Con Ziganda su destino parecía el mismo. En un primer momento, ‘Cuco’ apostó por el retornado Vesga y por el centrocampista de Igorre, que nunca estuvo a su nivel y acabó operándose de pubis. Luego colocó a San José, cuyo rendimiento no pudo ser más decepcionante. Tras perderse mes y medio de pretemporada por su lesión a finales de julio en un amistoso ante el Reus, Iturraspe fue la cuarta opción para el técnico navarro en el medio centro. Mikel Rico fue la quinta. No deja de ser paradójico que ambos, pareja indiscutible el primer año de Txingurri, sean ahora los titulares.

El partido ante el Barcelona

Lo cierto es que no lo ha tenido fácil el de Abadiño esta temporada. Le costó coger el ritmo tras la lesión y sus primeras apariciones en el equipo resultaron bastante decepcionantes. Muchos aficionados de San Mamés ya empezaban a darlo por perdido para la causa. Un gran partido ante el Barcelona, sin embargo, empezó a cambiar las cosas. A pesar de la derrota, Iturraspe captó todos los aplausos. Fue una pena que, contra el Real Madrid, volviera sufrir molestias en el bíceps femoral de su pierna izquierda, percance que le tuvo ausente en los partidos ante el Zorya, el Levante y Real Sociedad. Regresó contra el Betis antes del parón navideño e inauguró el año como titular ante el Alavés, siempre junto a Rico. En el derbi, el vizcaíno volvió a ser de los destacados. Su batuta dirigió al Athletic. De que lo siga haciendo puede depender, en gran medida, el futuro del equipo esta temporada.

Cuatro entrenadores

Con Caparrós.
42 partidos. Debutó con el técnico utrerano. Solo jugó nueve duelos completos.
Con Bielsa.
99 partidos. El argentino 'descubrió' a un gran futbolista en el centro del campo.
Con Valverde.
136 partidos. Después de una gran primera campaña, desapareció del ‘once’.
Con Ziganda.
18 partidos. Ha luchado por recuperar su nivel y ya es un fijo en la alineación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos