San José, la víctima del caos en el centro del campo

San José, en un momento del derbi del sábado./IGNACIO PÉREZ
San José, en un momento del derbi del sábado. / IGNACIO PÉREZ

Su desafortunado derbi es el símbolo de una temporada aciaga por parte de los futbolistas destinados a generar juego

Igor Barcia
IGOR BARCIA

Fue el protagonista del derbi muy a su pesar tras anotar dos goles en su propia meta, una circunstancia que reflejó en las redes sociales al admitir que había pasado «mala noche y mal día. Aun así, gracias a todos por vuestros mensajes de ánimo». Pero más allá de un hecho autogoleador puntual que ocurre en muy pocas ocasiones, el derbi redondeó en forma de desgracias una temporada muy poco afortunada por parte de Mikel San José, que evidencia una forma futbolística muy alejada de aquella que le llevó a ser internacional con La Roja. Su estado de forma también es ejemplo de los males que aquejan esta campaña al Athletic en su corazón, en la zona de creación de juego donde Ziganda no ha sabido dar con la tecla adecuada, por muchas probaturas que haya hecho con todos sus jugadores disponibles.

El hecho que San José e Iturraspe perdieran el doble de balones (26-13) que Zurutuza e Illarramendi en el pasado derbi es reflejo de una constante en el juego rojiblanco este curso, lleno de imprecisiones y de errores que, haciendo memoria, han pasado factura a la tropa de Ziganda muchas más veces de las deseadas.

Las cifras

347
Son los partidos que lleva Mikel San José con el Athletic desde su debut en septiembre de 2009.
2.849
mitutos acumula esta temporada, repartidos en 38 partidos en las tres competiciones.
7
veces internacional entre 2014 y 2016, llegando a formar parte de la selección en la Euro'2016.

No hay forma de que el Athletic funcione, de que el centro del campo genere juego y desde ahí crezca el equipo. Así ha sido a lo largo de este curso y ahí, más allá del estropicio del derbi, es donde surge la figura de un San José desdibujado, como una mala versión del futbolista que creció hasta el punto de sumar siete internacionalidades entre 2014 y 2016. Vicente del Bosque veía con buenos ojos el rendimiento que le ofrecía un futbolista polivalente y llegó a formar parte del grupo de futbolistas que compitió en la Eurocopa, aunque no tuvo oportunidad de debutar.

Sus números en el Athletic han sido importantes en las dos últimas campañas, con 50 y 44 partidos respectivamente con Ernesto Valverde al frente del equipo, y en la actual se mantiene como el mediocentro con más minutos de todos los que ha utilizado Ziganda en sus múltiples combinaciones. Hasta ahora acumula 38 partidos entre Liga, Copa y Europa League, con 2.849 minutos de juego, formando parte de los diez jugadores de la plantilla con más presencia.

Pero su importancia en el esquema de Ziganda no oculta que sus prestaciones no son las adecuadas. Ni de lejos. Él mismo ha admitido en sus comparecencias ante la Prensa que su rendimiento ha estado lejos del deseado, tanto que la grada de San Mamés ha llegado a silbarle en algún partido. Un desafortunado comentario después de la derrota en la fase de grupos contra el Zorya, en el que cuestionaba los conocimientos futbolísticos de los aficionados de La Catedral, tampoco le ayudó, hasta convertirse en uno de los futbolistas más expuestos a las críticas de la parroquia rojiblanca.

El problema general

Pero sus males no se pueden decir que sean exclusivos. Es algo que se prolonga al resto de mediocentros del Athletic, porque en esta situación de escasez futbolística por la que ha transitado toda la temporada el equipo de Ziganda también se incluyen Iturraspe, Beñat y Vesga. Solo Mikel Rico escaparía de esta crisis, ya que el de Arrigorriaga siempre ha cumplido cada vez que ha tenido la oportunidad de formar parte del once titular.

Gurpegui: «Hay que quedarse con lo bueno; seguimos otro año en Primera»

«La temporada no ha salido como todos pensábamos al principio, pero hay que quedarse con las cosas buenas; seguimos otro año en Primera División». Carlos Gurpegui, actual embajador del club rojiblanco, se felicitó ayer por la permanencia sellada el domingo gracias a la derrota del Deportivo. Lo hizo en la Asamblea Ordinaria de la Federación Internacional de Peñas del Athletic que se celebró en Mérida. Y el navarro también miró al futuro y aseguró que habrá «alguna cara nueva» para la próxima temporada -este periódico ya ha indicado que Mikel Merino, Ander Herrera y Yuri Berchiche están en el punto de mira- para configurar «el mejor equipo posible».

En los últimos tiempos, el técnico se ha inclinado por formar con Iturraspe junto a San José. Son, de hecho, la pareja que ha ganado enteros en esta campaña si se miran los números, pero su rendimiento ha sido muy desigual. Iturraspe es capaz de dar señales de esperanza, de volver a ser algún día el centrocampista que fue, para caer de nuevo en la indigencia futbolística con actuaciones como la del derbi.

En este ránking de decepciones también ocupa un lugar destacado Beñat. El futbolista de Igorre parece haber terminado de desesperar a Ziganda, que cansado de esperar a su mejor versión le ha desterrado de las alineaciones. De hecho, en la Liga aparece en el puesto 17 de la plantilla en cuestión de minutos, y en los tres últimos partidos no ha saltado al campo. Y el último en esta lista es un Vesga que arrancó la Liga como titular, y cuya caida al ostracismo ha sido tal que en lo que llevamos de 2018 solo ha jugado 144 minutos entre tres partidos de Liga y dos de Europa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos