«Lo de Kepa no favorece al equipo, pero a mí no me cuesta abstraerme»

El entrenador del Athletic de Bilbao, Cuco Ziganda (derecha), junto al portero Kepa Arrizabalaga/Iñaki Andrés
El entrenador del Athletic de Bilbao, Cuco Ziganda (derecha), junto al portero Kepa Arrizabalaga / Iñaki Andrés

Cuco Ziganda cuenta con el portero para la semana que viene y, sobre el ruido acerca de su marcha, declara que «cuando antes se acabe, mejor»

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

Cada rueda de prensa del Athletic se ha convertido en un capítulo más de una teleserie sobre el futuro de Kepa Arrizabalaga. Nada de lo que ocurre alrededor del Athletic, el derbi del domingo con el Alavés en La Catedral, por ejemplo, despierta excesivo interés. Esta mañana Ziganda se presentó en Lezama ante los informadores cuando sobrevolaba la noticia de que el portero había pasado presuntamente el reconocimiento médico del Real Madrid y, ante la lógica pregunta de si él sabía algo, contestó con un resignado: «No tengo ni idea, no sé que decir». Pero no era suficiente, así que a la cuestión de si el guardameta tenía permiso para pasar unas pruebas con otro club tuvo que responder, como era evidente, con un: «No, el jugador ha estado aquí en Lezama. No tengo más que decir».

El técnico ha resaltado que, a pesar de las prisas del de Ondarroa por entrenar, el guardameta ha recaído de sus molestias en el tobillo y sigue un protocolo de recuperación como Balenziaga, ambos al margen del resto del equipo. «Esperamos que la semana que viene esté listo», comentó.

Los periodistas, que andaban buscando a Kepa por Lezama durante toda la mañana, no quedaron muy convencidos con esas palabras, así que volvieron a la carga y Ziganda tuvo que admitir, con grandes dosis de paciencia, lo que era de cajón. «Todo el ruido que hay fuera (sobre Kepa) no es bueno, pero a mí no se me hace difícil abstraerme». El culebrón sobre el guardameta, continuó el entrenador, «no favorece y cuanto antes se acabe mejor. Nosotros estamos centrados. Cuando Kepa tenga algo que decir, lo dirá».

El entrenador emitió un suspiro de alivio cuando por fin le preguntaron algo sobre el derbi del domingo en San Mamés y sobre la evolución de Yeray, que cada vez está más fuerte. Ziganda ha decidido quién reemplazará al sancionado Núñez en la zaga, pero no lo quiso revelar y sobre el Alavés recordó que es un equipo en alza tras la llegada del nuevo entrenador. «Tenemos la experiencia del año pasado y sabemos que tipo de partidos son -declaró el de Larrainzar-. Este mes es importante. Nos puede decir dónde podemos estar y a qué podemos aspirar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos