Laporte, otro «grande que pita»

Debemos ir a despedirle al aeropuerto porque su primera negativa al City no nos deja con las manos vacías

Patxi Herranz
PATXI HERRANZ

Aymeric Laporte sale pitando, ante la llamada del Manchester City. No es de extrañar ya que junto con el Barça, el Bayern y el PSG, conforman ahora mismo el cuádriceps del futbol planetario. Tengo un amigo que de chaval tenía una tienda de animales. En ocasiones se le veía apenado en el colegio, y al preguntarle el por qué, nos contaba que sus padres habían vendido el loro del escaparte. Ese es el leitmotiv del negocio, le decíamos. Lo sé, pero le había cogido cariño.

Vamos a echar mucho de menos a Laporte, hasta añoraremos ese susto que nos daba por partido. Un joven alegre y comprometido que no puede rechazar por segunda vez el vellocino de oro que le promete la ciudad de Manchester. Debemos ir a despedirle al aeropuerto porque su primera negativa a la novia inglesa no nos deja con las manos vacías. Es más, es una operación quirúrgica, de cirujano firme, que era del todo previsible.

Más información

La Tribuna Norte del antiguo San Mamés se conocía popularmente con el nombre de Tribuna de Jesús Garay, ya que se construyó con los 6 millones de pesetas (1960) que pagó el Fútbol Club Barcelona por la transferencia. Con lo que deja nuestro defensor casi se podría haber construido el Guggenheim. No dudo de las vueltas que habrá dado en la cama porque no le negaré nunca su pasión rojiblanca, no hace ni dos días que le mandaba un tweet a su compañero Arrizabalaga para animarle con la frase: «qué grande Kepita». Ahora será nuestro portero el que le despida con pañuelo rojiblanco. El fútbol es una de las mayores industrias del mundo y lo cierto es que si lo que desea es ganar títulos lo puede conseguir en un tiempo record.

Guardiola, con un escaparate de figuras similar al del museo de Madame Tussauds, le tenía puesto el ojo, solo faltaba echarle el lazo. Por eso son tan caros los pimientos de Lezama, porque nuestra huerta, aun siendo ecológica, está a la vista de todo pasea su vista por ella, y al que pita se le ve desde el minuto uno, más allá de sentimientos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos