Laporte ya es jugador del Manchester City

El Athletic anuncia que el jugador francés ha abonado su cláusula de rescisión

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Aymeric Laporte (Agen, 23 años) ya es historia del Athletic. El futbolista francés ya es jugador del Manchester City, de Pep Guardiola. Emisarios del club inglés han depositado este mediodía la rescisión del francés, 65 millones de euros, y, por tanto, deja de pertenecer a la disciplina rojiblanca. Como estaba previsto, los ‘citizens’ han contratado a un futbolista que ya intentaron fichar en junio de 2016, pero se encontraron con una negativa de última hora. El Athletic ha anunciado poco después de las cuatro de la tarde que la Liga de Fútbol Profesional ha certificado que el galo «ha cumplido los requisitos para la válida resolución unilateral del contratio de trabajo que le ligaba» a la entidad vizcaína.

Noticias relacionadas

Hace poco más de una semana se activó en la zona noble del City la 'operación Laporte'. Guardiola indicó a Txiki Begiristain y Ferran Soriano que quería al francés. No veía a su zaga con la capacidad suficiente para afrontar con garantías las cuatro competiciones en las que está inmerso el líder de la Premier. Señaló al francés, y el martes el asunto se precipitó.

De hecho, esa noche, EL CORREO adelantó en su página web que el central se marchaba, y que había llegado a un acuerdo que rondaba los siete millones de euros por temporada. El miércoles, llegaron a Bilbao unos abogados ingleses para concretar los términos del contrato, y que no sería hasta hoy cuando se terminara la operación, después de que ayer pasara el reconocimiento médico el futbolista. Y hoy se ha producido el pago de la cláusula. Laporte quería despedirse con una rueda de prensa del club con el que debutó en 2012, pero el equipo inglés ha preferido que sus primeras palabras como 'citizen' sean en Manchester.

No había nada que hacer

Desde que conoció la oferta del City, el Athletic asumió que era imposible competir con la propuesta que realizaba a Laporte. Interiorizó Urrutia que su futbolista se iba, que no había nada que hacer. Aún así, el jueves, José Ángel Ziganda le metió en la convocatoria para el partido del viernes contra el Eibar. Pero no tuvo más remedio que desconvocarle el viernes por la mañana, dejarle fuera de la citación, porque, explicó el técnico, no le había visto en las mejores condiciones para saltar al campo. Eso sí, 'Cuco', que ha vuelto a ejercer de portavoz de club en esta situación, como le ocurrió casi siempre con Kepa, o le sucedía a Valverde en el pasado, desligó esa maniobra del interés del City. Dijo, incluso, que no había hablado de ese tema con el futbolista. Pero lo cierto es que le dejó fuera.

Y el sábado realizó su último entrenamiento con el Athletic. Trotó, junto a Unai Núñez, y se despidió de sus compañeros, que le entregaron sendas camisetas firmadas. Recuerdos gratos. Como las despedidas que los aficionados le han tributado en las redes sociales. Él las ha agradecido, en Twitter, pulsando me gusta. Su forma de decir adiós, aunque muchos hinchas le indican que prefieren que sea hasta luego. Mensaje recibido. En un último tuit tras hacerse público su fichaje el jugador ha expresado un último deseo: «No quiero que sea un adiós, sino un hasta pronto». En todo caso, Laporte ya es historia del Athletic.

El club, en este sentido, agradece la «aportación» del central durante el tiempo que ha permanecido en Bilbao. Eso sí, lanza un pequeño 'palo’ a Laporte y a todos aquellos profesionales que se marchan. «En este sentido, el Athletic Club seguirá trabajando para que formar parte de su primer equipo siga siendo la máxima aspiración personal y profesional de todos y cada uno de los jugadores y jugadoras, representantes de un proyecto y filosofía deportiva únicos. Nuestro futuro se encuentra construido sobre una elección libremente adoptada en el pasado y que solo conlleva una sensación de orgullo. A esta elección han servido cientos de jugadores y jugadoras que han considerado nuestro primer equipo como su aspiración; y esta apuesta se encuentra tanto en quienes han permanecido en el Athletic a lo largo de su carrera deportiva por deseo propio, como en quienes han tenido una salida no buscada fruto de las decisiones técnicas de cada momento. Jugadores y jugadoras protagonistas, en definitiva, de un genuino compromiso personal y colectivo con el que cada una de las personas que componemos el Athletic no puede más que sentirse vinculada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos