Laporte: «No quiero que sea un adiós, sino un hasta pronto»

Laporte: «No quiero que sea un adiós, sino un hasta pronto»

El futbolista francés se despide de la afición del Athletic tras depositar su cláusula y marcharse al City

IKER ALAVA

Aymeric Laporte ya es jugador del Manchester City, pero en su mensaje de despedida a la afición del Athletic ha dejado la puerta abierta a un posible regreso a Bilbao en un futuro. «No quiero que sea un adiós, sino un hasta pronto», ha manifestado el futbolista francés en un mensaje publicado por el club rojiblanco nada más hacerse oficial su marcha al City este lunes tras abonar los 65 millones de su cláusula de rescisión.

En él, Laporte agradece a la afición todo el apoyo recibido durante su etapa en un club «único y diferente», que le ha formado «como persona y como futbolista». El central quería despedirse con una rueda de prensa del club con el que debutó en 2012, pero el equipo inglés ha preferido que sus primeras palabras como 'citizen' sean en Manchester.

Texto íntegro de la despedida de Laporte

"A TODA LA FAMILIA ATHLETICZALE

Muchísimo en muy pocas líneas...

Quiero agradeceros todo lo que me habéis dado. Llegué siendo un adolescente y aquí me he formado como persona y como futbolista. Mi salida, ante un nuevo reto en mi carrera profesional, no quiero que sea un adiós, sino un hasta pronto. Aquí dejo un Club único, diferente y que jamás olvidaré.

Por todo ello, ESKERRIK ASKO"

Este mensaje también fue insertado en Instagram, la red social dedicada al mundo de la fotografía, junto a un extenso comentario en el que Laporte trata de explicar mejor sus sentimientos a la hinchada de su ya exequipo: «Desde que llegué a Bilbao siendo un chaval en la temporada 2009-2010 han sido muchas las experiencias que me ha tocado vivir, algunas en lo deportivo, pero me gusta recordar que lo que soy ahora como persona es, en gran parte, resultado de cómo me han acogido, cómo me han tratado y cómo me han formado en los aspectos fundamentales de mi vida», ha reflexionado. En ese sentido, considera que «la solidaridad, el respeto al compañero, el trabajo colectivo, la responsabilidad en la derrota y en la victoria, los anhelos y las ilusiones» vividas en el club bilbaíno le «han marcado para bien».

«Los retos, en lo deportivo, han ido pasando por delante de mis piernas: mi debut hace poco más de 7 años en juveniles, mi primer gol en esa categoría -frente al Txantrea-, subir peldaños en el Basconia, el Bilbao Athletic, mi primer amistoso, debutar en el campo y ante los micrófonos en competición europea, mi primer gol -ante el Getafe-, incluso mi primera cartulina roja. Todo me ha valido para aprender», ha valorado.

Por eso tiene claro que cuando se refiere al Athletic habla «de un club único». «Cuando hablo de un club único hablo del Athletic porque con una filosofía ni mejor, ni peor, simplemente diferente, me he sentido protagonista de un relato de Astérix y Obélix, una vivencia que me ha permitido, entre otras cosas, jugar Europa League, Champions y ganar un título ante uno de los grandes europeos y, sobre todo, rodearme de excelentes compañeros, técnicos y de un montón de excelentes profesionales fuera del campo», ha explicado.

«Solo sé que jamás olvidaré, insisto, dónde me he hecho mejor jugador y persona, en el orden que prefiráis. Por eso me gustaría deciros que no es un adiós, sino un hasta pronto y que llevaré al Athletic en mi corazón para siempre. Eskerrik asko, bihotzez" (gracias, con el corazón), firmaba su carta, firmada, Aymeric Laporte.

Por todo ello, asegura que «me habría gustado despedirme de toda la afición mediante una rueda de prensa, algo que contaba con el visto bueno y la colaboración del Athletic, pero finalmente no podrá ser para cumplir las normas del otro club (el City). Lo más seguro es que publicaré alguna cosa en las redes para transmitiros mis sentimientos», ha adelantado

Hola, mediante estas líneas, quisiera despedirme del Athletic y de toda su afición. Me habría gustado hacerlo mediante una rueda de prensa, algo que contaba con el visto bueno y la colaboración del Athletic, pero finalmente no podrá ser par cumplir las normas del otro club. Lo más seguro es que publicaré alguna cosa en las redes para transmitiros mis sentimientos. Por lo tanto, intentaré aquí extenderme un poco más en las ideas que le hice llegar al club: Desde que llegué a Bilbao siendo un chaval en la temporada 2009-2010 han sido muchas las experiencias que me han tocado vivir, algunas en lo deportivo, pero me gusta recordar que lo que soy ahora como persona es, en gran parte, resultado de cómo me han acogido, cómo me han tratado y cómo me han formado en los aspectos fundamentales de mi vida. La solidaridad, el respeto al compañero, el trabajo colectivo, la responsabilidad en la derrota y en la victoria, los anhelos y las ilusiones me han marcado para bien. Los retos, en lo deportivo, han ido pasando por delante de mis piernas: mi debut hace poco más de 7 años en juveniles, mi primer gol en esa categoría -frente al Txantrea-, subir peldaños en el Basconia, el Bilbao Athletic, mi primer amistoso, debutar en el campo y ante los micrófonos en competición europea, mi primer gol -ante el Getafe-, incluso mi primera cartulina roja. Todo me ha valido para aprender. Cuando hablo de un club único, hablo del Athletic, porque con una filosofía ni mejor, ni peor, simplemente diferente, me he sentido protagonista de un relato de Astérix y Obélix, una vivencia que me ha permitido, entre otras cosas, jugar Europa League, Champions y ganar un título ante uno de los grandes europeos y, sobre todo, rodearme de excelentes compañeros, técnicos y de un montón de excelentes profesionales fuera del campo. Solo sé que jamás olvidaré, insisto, dónde me he hecho mejor jugador y persona, en el orden que prefiráis. Por eso me gustaría deciros que no es un adiós, sino un hasta pronto y que llevaré al Athletic en mi corazón para siempre. Eskerrik asko, bihotzez. Aymeric Laporte

Una publicación compartida de Aymeric Laporte 4 (@a.laporte) el

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos