El lehendakari visita la capilla ardiente en Ermua, donde mañana se oficiará el funeral

El lehendakari saluda a dos agentes antes de entrar a la capilla ardiente. / Ignacio Pérez

Las exequias tendrán lugar mañana a las siete de la tarde en la iglesia de Santiago Apóstol

ELCORREO.COM

La consejera de Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia, y el lehendakari, Iñigo Urkullu, han visitado esta tarde en Ermua, donde han coincidido con la líder del PSE-EE, Idoia Mendia, la capilla ardiente por el ertzaina Inocencio Alonso, fallecido este viernes de un infarto durante los graves incidentes registrados junto al campo de San Mamés entre hinchas radicales del Athletic y del Spartak de Moscú.

La consejera ha señalado a los periodistas que es un «día triste, duro y difícil para todo el Departamento, la Ertzaintza y los compañeros que estaban ayer trabajando con él, pero también un día para el orgullo por la profesionalidad de la Ertzaintza».

Beltrán de Heredia ha recalcado que Inocencio Alonso murió por causas naturales, una parada cardiorrespiratoria, «pero en todo caso, es una muerte en acto de servicio».

Fuentes del Consistorio han señalado que la familia del ertzaina les ha comunicado que, una vez realizada la autopsia, el cuerpo del agente será trasladado a las cuatro de esta tarde al tanatorio municipal, cuya capilla ardiente permanecerá abierta hasta las siete de esta tarde. El funeral se oficiará este sábado en la iglesia de Santiago Apóstol de Ermua a las siete de la tarde.

Banderas a media asta en Zamora

Las banderas del Ayuntamiento zamorano de Lubián ondean desde esta mañana a media asta en señal de duelo por el fallecimiento del ertzaina Inocencio Alonso, cuya madre era de Las Hedradas, un anejo de este municipio. 'Ino' «era muy querido» en esta localidad, donde pasaba los veranos y puentes festivos, según ha declarado el alcalde, Felipe Lubián.

El regidor municipal ha detallado que su padre era también del pueblo vecino de La Canda, situado en la provincia de Orense, y que tanto él como sus padres siempre que podían pasaban unos días en Las Hedradas, donde habían rehabilitado una vivienda.

En esa pequeña localidad zamorana, que tiene once habitantes en invierno y unos ochenta en verano, la noticia ha causado gran conmoción por la muerte de «un servidor público en acto de servicio».

Al respecto, el alcalde de Lubián ha manifestado que entre los habitantes de pueblos de montaña como el suyo les parece «incomprensible» la violencia entre seguidores de equipos de fútbol que incluso quedan para pegarse, por lo que «algo tiene que hacer el Estado y los propios clubes». «Parecen hombres de Cromañón», ha dicho.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos