Muniain: «Soñé lo que pasó en Villarreal»

Muniain celebra su gol ante el Villarreal. /Ignacio Pérez
Muniain celebra su gol ante el Villarreal. / Ignacio Pérez

El navarro celebra su regreso a los terrenos de juego y asegura que «esta vez no he tenido miedo, lo he quitado»

Robert Basic
ROBERT BASIC

Han pasado tres días desde su reaparición triunfal en el Estadio de la Cerámica e Iker Muniain recuerda cada segundo consumido en Villarreal. Después de seis meses y medio de lesión, el navarro ha vuelto con un gol y una victoria bajo el brazo, que ha venido de perlas para la maltrecha confianza del Athletic. Él selló el triunfo y lo celebró con los brazos extendidos y los ojos cerrados. «Soñé lo que pasó. Los sueños son para eso, para soñar a lo grande», ha dicho esta mañana en Lezama, donde ha repasado su proceso de recuperación y hablado de la actualidad del equipo. Cuando viajaba en el pasado bajaba la mirada, quizás porque le venían a la mente las imágenes que jamás le gustaría volver a ver. «Cuando me lesioné estuve dos o tres días hundido», ha confesado, aunque enseguida se puso manos a la obra y se fijó una meta: «Volver esta temporada». Lo ha hecho.

Muniain dispondrá de más minutos el sábado contra el Deportivo en San Mamés (20.45 horas) y solo piensa en sumar los tres puntos. «Regresar a casa y hacerlo ante mi gente es lo que llevo esperando desde que me lesioné». Ha remarcado que la primera lesión -se rompió la rodilla izquierda en el Sánchez Pizjuán en 2015- le ha servido para afrontar con más calma la segunda. «Sabía el camino y las fases por las que había que pasar y eso me ha ayudado a estar más tranquilo y seguro. He metido muchas horas y he sacrificado muchas cosas para dar pasos por muy pequeños que fueran». En este sentido, ha dado las gracias a su familia y a sus amigos y también a Jurdan Mendigutxia, el hombre que ha sido fundamental en su rehabilitación. «Aquello era un internado ya que no salíamos de allí. Había que hacerlo para llegar así a esta fase de la campaña. Ha merecido la pena».

Más allá de su lesión, ya olvidada, el extremo ha insistido en que el Athletic no renuncia al séptimo puesto, pero ha remarcado que «ahora no podemos fallar en ningún partido. Hay que ganar el sábado y luego seguir sumando de tres en tres. Trabajamos para conseguir el juego que la afición quiere ver». Preguntado por su renovación -acaba contrato el año que viene-, Muniain ha revelado que aún no ha hablado con el club y que lo hará encantado. «Estoy abierto a escuchar y a llegar a un acuerdo. Soy feliz aquí y ya veremos lo que pasa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos