Athletic

Williams y Kepa brillan en la derrota

Kepa estuvo a punto de parar el penalti lanzado por Firminho. / E.C.

El Athletic cae ante el Liverpool en un encuentro que confirma que el portero y el delantero ya están a punto

Javier Ortiz de Lazcano
JAVIER ORTIZ DE LAZCANOEnviado especial. Dublín

En la memoria de los hinchas del Athletic, los duelos ante el Liverpool evocan las dos legendarias eliminatorias que vivieron estos dos equipos en 1968 y 1983. Aquello unió a los aficionados rojiblancos al equipo ‘red’ para siempre. No hay club de la Premier con más simpatías en San Mamés que el de Anfield.

Casi 35 años después, Athletic y Liverpool volvieron a verse las caras. Fue en Dublín, signo del sentido global que ha alcanzado el fútbol. Y no fue una nueva batalla épica, sino un duelo de guante blanco en dos formaciones con muchos suplentes sobre el campo y en donde Jurgen Klopp alineó dos onces en los que solo mantuvo al portero Mignolet.

3 Liverpool

Mignolet; Alexander-Arnold, Matip, Lovren, Alberto Moreno; Grujic, Emre Can, Milner; Salah, Origi y Firmino. Tras el descanso, Jurgen Klopp solo mantuvo en el campo al mera Mignolet, al que acompañaron diez nuevos compañeros: Flanagan, Joe Gómez, Klavan, Robertson; Woodburn, Wijnaldum, Ejaria; Kent, Solanke y Mane.

1 Athletic

Kepa; Lekue (De Marcos, m.69), Núñez, Bóveda, Saborit; San José, Mikel Rico (Beñat, m.69); Sabin Merino, Aketxe (Kike Sola, m.85), Córdoba (Balenziaga, m.85); y Williams (Villalibre, m.69).

Goles
Firmino, de penalti. 1-1, m.29: Williams. 2-1, m.59: Woodburn. 3-1, m.79: Solanke
Árbitro
Paul McLaughlin (Irlanda). No mostró ninguna tarjeta.
Incidencias
Partido amistoso disputado en un Aviva Stadium de Dublín prácticamente lleno por 51.000 espectadores.

‘Cuco’ Ziganda eligió el emotivo duelo para dar una oportunidad a los suplentes, cuyo estado quiere medir. Junto a ellos colocó a dos titulares que arrancaron tarde la pretemporada, Kepa y Williams. Fueron los que más brillaron en medio de la derrota.

Williams estuvo con Ziganda en el Bilbao Athletic en la temporada 2013-14. Le colocaba como nueve. Sus trece goles le auparon al primer equipo, en donde Valverde le reconvirtió en extremo derecho. Sabin Merino, hasta caer lesionado, fue la alternativa del hoy técnico del Barcelona a la ausencias de Aduriz.

Ziganda tiene a Merino en plenitud y también cuenta con Villalibre. Debe tomar la decisión de quién releva a un Aduriz. Es insustituible para el técnico como delantero titular, pero le dosificará. En Dublín quedó claro su plan. El puesto será para el bilbaíno. Merino fue extremo y Villalibre su recambio en el minuto 70. Kike Sola solo dispuso de seis minutos, prueba de lo poco que cuenta para su técnico. Lo ocurrido le acerca a la rampa de salida, pese a que llegó convencido de que con Ziganda volverían los buenos tiempos. El único recuerdo agradable que le quedará del partido es que Klopp le pidió su camiseta.

El Liverpool, superior

Williams llega después de una Eurocopa sub’21 decepcionante porque no fue titular. Ziganda ha depositado en él grandes esperanzas. Está seguro de que se va a consolidar como un gran delantero centro.

En Dublín jugó su segundo partido de pretemporada. Como sucedió ante el Reus en Leioa, marcó. En el Aviva aprovechó un buen pase interior de Aketxe mal defendido por Lovren para anotar. El entrenador espera que en los próximos días se ponga aún más a tono porque entiende que su aportación puede ser decisiva ante el Panathinaikos.

Kepa tuvo un papel más destacado en el Europeo sub’21. Titular indiscutible, se consolidó como un portero de gran presente. Ziganda no ha resuelto el enigma de si Herrerín jugará en Europa, aunque todo apunta a que así será.

Nadie duda del ondarrutarra, a quien se ve en el campo tranquilo y capaz de hacer cualquier cosa. El Liverpool salió como un expreso. Timorato, el Athletic se vio arollado. Lekue defendió mal a Firmino y cometió un penalti que tuvo la dignidad de no protestar. El propio brasileño lanzó. A Kepa, intuitivo, solo le faltaron unas uñas más largas para detenerlo.

Williams empató y el Liverpool volvió a la carga. Mane recogió una pelota en el área, lanzó un disparo descomunal al que Kepa respondió con una espectacular intervención. Fue la parada de la tarde, una obra de reflejos y colocación. Es una nueva confirmación de que el Athletic cuenta con un portero de muchos kilates.

El Liverpool fue mejor que el Athletic y no se puede discutir nada a su claro triunfo. Los rojiblancos comenzaron y acabaron el partido igual, achicando agua. En la parte final de la primera parte ofrecieron los rojiblancos sus únicos minutos buenos.

El recorrido del equipo rojiblanco en el partido, que se presentaba penoso al comienzo, mejoró con la velocidad de Williams y su capacidad para asociarse con Aketxe, acertado en la primera parte, pero que bajó después. El Athletic pagó jugar con los suplentes, pero al menos Ziganda se consuela en que Kepa y Williams ya están para todo.

Fotos

Vídeos