Fútbol

Merino comunica al Dortmund que desea salir y el Athletic espera cerrar su fichaje esta semana

Mikel Merino presiona a Ibrahima Traore, del Borussia Moenchengladbach. / EFE

El centrocampista ha rechazado la oferta de ser cedido e Ibaigane confía en cerrar traspaso en torno a ocho millones

JAVIER ORTIZ DE LAZCANO

Mikel Merino (Pamplona, 21 años) comunicó la pasada semana a su club, el Borussia Dortmund, que desea salir de la entidad. Es un nuevo paso del mediocentro en dirección al Athletic. El club rojiblanco cree que el cierre de la operación está cercano e incluso espera que se produzca esta misma semana.

El jugador navarro dejó claro a su club que no quiere arriesgarse bajo ningún concepto a vivir una campaña tan decepcionante como la pasada. En su aterrizaje en la Bundesliga, apenas disputó 293 minutos en 8 partidos.

El relevo en el banquillo de Thomas Tuchel por el holandés Peter Bosz parecía elevar las opciones de que se quedara. Pero ayer se incorporó a los entrenamientos tras su participación en la Eurocopa sub'21 -en la que apenas jugó- consciente de que el nuevo entrenador tampoco cuenta mucho con él.

TRAYECTORIA

Sus clubes:
Formado en la cantera de Osasuna, jugó dos campañas en su primer equipo. 67 partidos, 8 goles. En el Dortmund, 8 partidos, 0 goles.

El Athletic 'aprieta' al Dortmund para cerrar cuanto antes la operación. Mikel Merino está al tanto de que José Ángel 'Cuco' Ziganda le espera con los brazos abiertos y que tendría muchas opciones de ser el compañero de Beñat en la medular. El entrenador confía en que llegue. Sus pasos van en esa dirección. Ha indicado a dos de sus centrocampistas, Eraso y Unai López, que deben salir.

El Dortmund ofreció inicialmente una cesión al jugador. Era una forma de encubrir que no contaba con él. Le plantearon la opción de ir a un club de la Bundesliga. El Colonia le deseaba. La respuesta fue no. La respuesta representa el deseo del navarro de llegar a Bilbao.

La oferta rojiblanca

El Borussia cambió de repente de estrategia. Por primera vez, admitió que acepta un traspaso en caso de considerar atractiva la oferta económica. El Athletic habría colocado sobre la mesa, según las fuentes consultadas, alrededor de ocho millones de euros.

El Athletic deseaba tenerlo antes en Lezama. Hay retrasos, pero en el club se entiende que se van dando pasos en la buena dirección. Se cree que el cierre de la operación está muy cerca. El último peligro para los rojiblancos es que hay otros equipos de la Liga -Real Sociedad- y de la Premier interesados, pero Ibaigane entiende que el deseo de Merino de recalar en Bilbao se impondrá.

Fotos

Vídeos