canal Athletic
Actualidad
ELECCIONES ATHLETIC
El candidato, que sigue apuntando alto en su búsqueda de un entrenador de renombre, tiene en la agenda de sus preferencias a Marcelo Bielsa, Louis Van Gaal y Frank Rijkaard
11 de junio de 2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
El plan A de Josu Urrutia
Grandes. Van Gaal y Rijkaard se encuentran actualmente sin equipo.
JON AGIRIANO | BILBAO..-

El candidato a entrenador con el que Josu Urrutia va a presentarse a las elecciones sigue siendo un enigma; uno de los grandes. La curiosidad no puede estar más justificada. Por mucho que las elecciones no sean a entrenador, como tantas veces se repite, a nadie se le escapa que los técnicos son la piedra angular sobre la que se sostiene la gestión deportiva de los clubes. De hecho, en el fútbol actual la categoría de los entrenadores ya comienza a medirse por el poder que son capaces de acaparar. Ahí están los casos de Guardiola, Mourinho o Ferguson, indiscutiblemente todopoderosos. En este sentido, nadie duda que la identidad del futuro inquilino del banquillo rojiblanco puede ser una de las claves a la hora de decantar el resultado de los comicios al sillón de Ibaigane.

La estrategia de hermetismo por la que han apostado ambas candidaturas se visualiza sobre todo en la figura de los entrenadores, de quienes no hay noticia ni se espera en las próximas horas. No es extraño, pues, que abunden tanto las especulaciones. En el caso de Fernando García Macua, el interrogante tiene que ver con el hecho de que continúa sin confirmar ni desmentir su apuesta por Joaquín Caparrós, algo que comienza a producir extrañeza. Conjeturando desde la lógica, la primera idea que surge es que el expresidente, por mucho que en su entorno aseguren que Caparrós es su hombre, alberga todavía dudas al respecto. Y es que, si no las albergase, su silencio no se entendería. Nadie oculta algo de lo que se siente orgulloso y seguro. Al contrario, lo pone en el escaparate y se encarga de realzar su valor.

Los problemas de Urrutia son otros y nacen, sobre todo, de la fecha de las elecciones, que dificulta sobremanera los movimientos en el mercado de entrenadores. Mucha capacidad de convicción va a tener que demostrar el exjugador rojiblanco para poder presentarse ante los socios con el tipo de técnico que desea; es decir, con un profesional que debe cumplir tres requisitos básicos: ser un gran estímulo para el primer equipo, haber demostrado su pasión por el trabajo de cantera y suponer un golpe de efecto de cara a las elecciones. Por supuesto que hay técnicos que tienen este perfil, pero precisamente por tenerlo lo normal es que dispongan de jugosas ofertas y que la expectativa de quedarse en paro el 7 de julio por habérsela 'jugado' con un candidato a la presidencia del Athletic no les parezca demasiado atractiva.

Muy poco -casi nada, en realidad-, ha trascendido sobre los movimientos y sondeos en busca de entrenador que están llevando a cabo Josu Urrutia y José María Amorrortu. Por lo que ha podido saber este periódico, el exjugador maneja dos estrategias, lo que podría llamarse un plan A y un plan B. En el primero estarían las opciones más sugerentes, las figuras, y en el segundo, las opciones con menos gancho, puede que las más realistas.

Dificultades

Por el momento, y hasta que el calendario apriete, Urrutia apunta alto. En su plan A se incluye, por ejemplo, Marcelo Bielsa, cuyo nombre ha empezado a sonar con fuerza. Son palabras mayores, qué duda cabe. A nadie se le escapa que el técnico de Rosario, uno de los más admirados del mundo por sus propios colegas, cumple todos los requisitos. Es más, se podría decir que los desborda. El problema es que al 'Loco', que ha recibido las mejores referencias del Athletic por parte de íntimos amigos suyos como Jorge Valdano (con el que jugó en Newell´s Old Boys) o sus antiguos pupilos Mauricio Pochettino y Eduardo Berizzo, se le acumulan las ofertas desde que anunció su deseo de volver a entrenar. Las del Sevilla y la de la Real Sociedad ya las ha rechazado, como rechazó las de varios clubes argentinos, pero todavía se le vincula al Chivas mejicano o a la selección de Estados Unidos, por citar dos opciones que han sonado.

Se trata, por tanto, de una opción muy compleja, aunque con Bielsa todo es posible. Es un hombre especial que se mueve más por valores irrenunciables y sensaciones íntimas que por razones de otra índole. «Yo aprendí por el deporte que la generosidad era mejor que la indiferencia, aprendí el valor de la significación del coraje, aprendí la importancia del esfuerzo y aprendí lo trascendente de la rebeldía», dijo una vez. Todo un personaje, vaya.

También Louis Van Gaal está en la agenda del exjugador rojiblanco y por las mismas razones que Marcelo Bielsa. Como entrenador es una escuela en sí mismo y, pese a su imagen arisca, lo que resulta indiscutible es que o ha ganado todo (la Copa de Europa, la UEFA, la Intercontinental, 3 Ligas holandesas, 2 españolas, una alemana, etc.) y que sus equipos acostumbran a hacer un fútbol magnífico. La complejidad de su contratación también es evidente, aunque puede haber una posibilidad. Nos referimos al hecho de que el técnico holandés tenía pensado tomarse un año sabático tras su última experiencia en el Bayern de Munich. Dicho de otro modo: a Van Gaal no le importaría no entrenar la próxima temporada, lo que quizá podría llevarle a aceptar la propuesta de un club como el Athletic, atractivo para él por su seriedad y su filosofía de cantera.

Rijkaard

El tercer peso pesado en las preferencias de la candidatura de Urrutia es Frank Rijkaard, que está sin equipo tras su cese del Galatasaray el pasado mes de octubre. El ex entrenador del Barça parecía encaminado al Calcio o a la Premier. En ambas ligas se decía que tenía ofertas, pero ninguna de ellas se ha concretado . De hecho, ya no quedan banquillos de renombre por ocupar en Italia e Inglaterra. De modo que, por difícil que parezca, tampoco puede descartarse que la opción del Athletic acabe siendo de su agrado. Quién lo sabe. El fútbol cambia de un día para otro. Un ejemplo de ello es que Roberto Martínez, uno de los técnicos de los que mejores informes habían recabado Urrutia y Amorrortu, ha pasado en 24 horas de sonar como un favorito para el banquillo del Aston Villa a quedar confirmada su continuidad al frente del Wigan la próxima temporada.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
MULTIMEDIA