canal Athletic
Actualidad
23 de noviembre de 2011
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
A Bielsa no le van los trajes
Bielsa, con chaqueta, en la presentación con el Espanyol.
J. AGIRIANO | BILBAO..-

La presentación del traje oficial del Athletic en el museo Guggenheim provocó ayer entre los medios de comunicación una duda morbosa y divertida que se prolongó hasta media mañana. ¿Veríamos por fin a Marcelo Bielsa de traje? Esa imagen valía en sí misma un potosí y nadie dudaba de que podría acabar siendo un tesoro del fotoperiodismo. De hecho, apenas existen imágenes de tal guisa del técnico rosarino. Uno se puede poner a bucear en Internet y tendrá muy dificil encontrar más de cuatro imágenes en las que Bielsa no aparezca en ropa deportiva.

La primera de ellas es una vieja imagen suya de finales de los años setenta cuando era un apuesto central del Newell's Old Boys. Llevaba una camisa de cuello alto y se supone que un pantalón de campana. La segunda es de 1990. Bielsa viste de calle, con la camisa remangada, mientras celebra eufórico el primer título con su equipo. Es la tarde gloriosa de su famoso grito 'Ñubel carajo'. La tercera fotografía, con niqui y chaqueta gris, corresponde a su presentación con el Espanyol. Y la cuarta, vistiendo un impecable traje marengo, pertenece al partido amistoso que Argentina y el Espanyol disputaron con motivo del centenario del club perico. No se sabe si fue una deferencia a su exequipo o una obligación protocolaria que no pudo soslayar, pero el caso es que el entonces seleccionador de la albiceleste se vistió de gala. Tampoco se sabe si de una cosa vino la otra, pero Argentina perdió aquel partido (2-0) y desde entonces a Bielsa sólo se le ha visto con ropa deportiva.

El entrenador del Athletic ha hecho del chándal su única vestimenta, lo que ya le ha valido alguna chanza que otra de su íntimo amigo Jorge Valdano, que vendría a ser su antítesis en elegancia y afición a la moda. El hábito de el 'Loco' es ya tan arraigado que nadie se sorprende cuando aparece vestido de un modo tan informal en actos en los que una cierta solemnidad indumentaria parece obligada. Se vio durante la ofrenda floral a la Virgen de Begoña, por ejemplo, y se ha visto en bodas e incluso funerales. ¿Una falta de respeto? Esto es lo último que cree Bielsa, para el que no hay nada más digno que el trabajo y, por tanto, nada menos indigno que vestir con la ropa con la que lo ejerce. Él es un deportista todo el día y no quiere dejar de parecerlo. En realidad, al rosarino le importan un bledo las apariencias y huye como de la peste de la ostentación. No le preocupan nada los coches y conduce un humilde Ibiza, le gustan las tascas con manteles a cuadros y el chándal y las zapatillas deportivas. Es así. Por supuesto, no apareció en el Guggenheim para la presentación del traje oficial. Y de haberlo hecho ya saben cómo hubiera ido vestido.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
MULTIMEDIA