canal Athletic
Actualidad
ATHLETIC
El presidente considera que debe ser el técnico elque muestre su disposición a seguir en el Athletic
9 de diciembre de 2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
JUANMA MALLO | .-

En el despacho presidencial de Ibaigane se han comenzado a perfilar los primeros esbozos del próximo ejercicio. Es pronto, sólo se ha consumido poco más de un tercio del curso, pero Josu Urrutia ya ha trazado algunos bocetos de su tercera campaña al frente del Athletic. Y el nombre de Marcelo Bielsa aparece en un lugar destacado. El excapitán rojiblanco dejará la puerta abierta a la renovación del técnico argentino para la temporada 2013-14 siempre que se cumplan una serie de condiciones. La fundamental, que sea el preparador de Rosario (57 años) el que quiera prolongar su estancia en Bilbao, que sea el sudamericano el que se dirija a la zona noble del palacete de Alameda Mazarredo con el mensaje 'deseo continuar'. Por otra parte, también considera básico el presidente vizcaíno que el curso concluya de forma convincente, en el tramo medio-alto, aunque esta 'cláusula' ni mucho menos significa la clasificación para una competición europea; bastaría con el que el grupo vuelva a ilusionar, que regrese una parte de ese Athletic de los sueños. Que se recupere la fe en el plantel.

En este sentido, Urrutia estima que se debe construir un consenso en torno a la figura del preparador. Que la paz social reine tanto en la relación de Bielsa con la afición, como en el día a día entre el entrenador y el vestuario. Esto es, que no se produzca ninguna suerte de motín en la caseta. Tampoco en la grada. El presidente, de todas maneras, es consciente de que el rosarino no le comunicará su intención de seguir -si es que lo desea- hasta el final de curso. La prueba, lo ocurrido el año pasado. De hecho, el deustoarra ya dejó claro hace dos meses cómo manejan los tiempos él y el rosarino. «Estamos en octubre. Le conozco y muy probablemente él tampoco se detendría a pensar sobre su renovación. Se centra mucho en el próximo partido, por tanto, no vamos a ponernos a hablar de cosas que sucederán dentro de varios meses», expuso.

Sin embargo, el máximo dirigente del Athletic no apuesta todas sus cartas a Bielsa. Si el 'míster' quiere, seguirá. Si no, la primera opción que se plantea Urrutia es ofrecer el banquillo a José Ángel 'Cuco' Ziganda, actual preparador del filial. Esa es su intención a día de hoy, a 8 de diciembre. El presidente ha calibrado en sus papeles las múltiples cualidades de su excompañero en el terreno de juego y ha concluido que es la persona idónea para sustituir al rosarino.

Observa muchas virtudes en el navarro. A saber. Entiende el deustoarra que Ziganda (46 años) cuenta con un profundo conocimiento del club. Se ha estudiado a la perfección cada pieza que integra el fútbol base de Lezama. Sabe casi todo sobre los cachorros, futuros elementos del primer equipo. Del mismo modo, y en la línea del discurso que propugna Urrutia, es el exfutbolista nacido en Larrainzar un hombre que representa las esencias del Athletic. Por su esfuerzo. También por su humildad. Porque no le ha importado bajar unos peldaños y ponerse el mono de trabajo para dirigir -con éxito- al Bilbao Athletic. Con experiencia en Osasuna -al que colocó en las semifinales de la UEFA tras caer en la fase previa de la Liga de Campeones- y en el Xerez, no le supuso un gran trauma encargarse de una escuadra de Segunda B. Eso, junto a su discreción, siempre en un segundo plano, ha hecho comprender al excapitán rojiblanco que Ziganda sería el hombre ideal por si Bielsa decidiera abandonar Bizkaia el próximo verano.

Llamar al timbre de Ibaigane

De hecho, esa es la impresión que se tenía cuando el argentino prolongó su vínculo en junio: que al final de esta campaña haría las maletas. No obstante, Urrutia ha analizado algunas decisiones tomadas en los últimos tiempos por el rosarino y ha percibido en ellas una visión de futuro. Por ejemplo, el intento de recolocar a Gaizka Toquero en el lateral derecho. O la paulatina introducción de jóvenes futbolistas en la primera escuadra. Es cierto que es forzado por las circunstancias, por las lesiones y en su mayoría en partidos sin nada en juego -excepto situar de titular a Ramalho en el Camp Nou, algo impensable el pasado curso-, pero considera el máximo dirigente rojiblanco que Bielsa piensa a medio-largo plazo con estas maniobras. Es más, de vuelta al ejemplo del futbolista de Lamiako, el pasado ejercicio, el técnico hubiera variado el esquema, hubiera buscado otra alternativa (De Marcos), antes de jugársela con este campeón de Europa Sub'19. Un dato: en su primera temporada en el banquillo rojiblanco se estrenaron dos jóvenes (Ramalho y Galarreta), ahora van cinco (Laporte, Vidal, Undabarrena, Peña y Morán, que se perfila como titular mañana).

Son síntomas que Urrutia traduce como un posible deseo de Bielsa de continuar en Bilbao, aunque resulta extremadamente complicado conocer la intención del argentino, un hombre introvertido. Y un profesional acostumbrado a aguardar hasta el final del ejercicio para tomar sus decisiones. Eso sí, al contrario de lo que ocurrió en la campaña electoral y hace seis meses, no será el presidente, ni el director deportivo, José María Amorrortu -clave en ambas negociaciones-, los que llamen al despacho al rosarino, a su apuesta personal que sorprendió en julio de 2011. Será al revés. Tendrá que ser el entrenador el que toque al timbre de Ibaigane, el que asuma el protagonismo y diga 'mi intención es seguir'. Y contará con el ok, siempre y cuando haya paz en la caseta y con la afición, y el equipo se recupere, concluya de manera convincente una campaña llena semana tras semana de sobresaltos, de sustos y de conflictos.

Si no, Ziganda es la persona que ocupa la segunda página en los cuadernos de Urrutia. Por todo lo señalado con anterioridad y, por supuesto, por la buena trayectoria del filial, tercero, en puestos de play-off de ascenso, y alabada su labor por el propio Bielsa. ¿Todo esto quiere decir que Ernesto Valverde, que hoy debuta con el Valencia y que ha firmado hasta junio, queda descartado? Para nada. Sin embargo, en el momento actual, el navarro gana la partida, pero tampoco hay que perder de vista la posibilidad de que le llegue alguna oferta para entrenar en Primera. La junta directiva ya se ha planteado esta posibilidad y pronostica que Ziganda se mantendría en Bilbao.

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
MULTIMEDIA