canal Athletic
Actualidad
HURACÁN 2-1 BILBAO ATH.
Los rojiblancos caen en los penaltis ante un Huracán Valencia que forzó la prórroga con un gol en el último minuto
17 de junio de 2013
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
VANESSA MARINA | MANISES..-

Hay derrotas que hacen admirables a quienes las sufren. Esto le sucedió ayer al Bilbao Athletic, que siempre mantuvo la esperanza de eliminar al Huracán Valencia en el segundo cruce de ascenso a Segunda A. Los de Cuco Ziganda se adaptaron a unas condiciones que no iban con ellos para encontrarse con la eliminación más desdichada de todas, con un gol en el minuto 90 que forzó la prórroga, un penalti no señalado a su favor y un larguero estrellado en el tiempo de prolongación. Y como remate, una tanda de penaltis a la que su portero Magunazelaia llegó con molestias musculares que le impedían sacar de puerta. Con los tres cambios realizados, ni se planteó la posibilidad de que no concluyera el partido.

El equipo de Ziganda estaba mentalizado para sufrir. Había ganado 2-1 en Las Llanas, en donde dejó la premonición de lo que iba a suceder. Falló con 1-0 un penalti (Guillermo) y cedió uno muy inocente a los valencianos.

Ayer se encontraba ante un partido muy complejo, con características muy peculiares. El campo del polideportivo de Manises es muy pequeño y estrecho. Un saque de banda es una ocasión de llevar al balón al punto de penalti. La moqueta es antigua. El balón saltaba como un canguro. Se tocaron tantas pelotas con la cabeza como con los pies. No hubo tres pases seguidos en toda la tarde.

El reflejo del carácter de este equipo es que supo protagonizar una metamorfosis que le permitió jugar de otra manera, con una apuesta directa y contundente.

Fabiani, internacional por la Guinea Ecuatorial de Andoni Goikoetxea, es la única manera que encuentran los espectadores del Huracán de soportar el tedio de un balonazo alto tras otro. El atacante esperó a su oportunidad y anotó el primer gol en el 61. Como sucedió en el otro tanto, quedó la impresión de que el portero Magunazelaia pudo hacer más.

El propósito del Bilbao Athletic era competir. Y lo hizo. Se fue arriba con la eliminatoria perdida y Eraso logró en el minuto 80 el tanto que clasificaba a los de Ziganda. Fue un gol al estilo Manises. Balón alto al segundo palo, un jugador que toca allí de cabeza y remate a placer del rojiblanco.

Los que se preveían como los mejores momentos de la temporada se torcieron en el minuto 90, cuando Carreño anotó el gol que llevaba el partido a la prórroga.

El equipo de Ziganda siguió creyendo en sus posibilidades. Quizá por su convencimiento de que en los penaltis tenía pocas opciones, buscó un segundo gol que le habría llevado a la última eliminatoria. No llegó por una decisión arbitral, que se tragó un penalti del portero Paco, y por la mala suerte de Saborit, que estrelló una pelota en el larguero en el minuto 112. Los penaltis tumbaron a los rojiblancos.

Hospitalet-Eibar

Ayer se cerró el cartel de la última eliminatoria. El Jaén eliminó a penaltis (4-3) al Lleida después de empatar 1-1 los dos partidos. De las eliminatorias Eibar-Hospitalet y Jaén-Huracán salen los que acompañan a Alavés y Tenerife en el ascenso.

TAGS RELACIONADOS
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
MULTIMEDIA