El Correo
Athletic Club

athletic

Laporte rompe la cadena

Aymeric Laporte, durante el encuentro contra el Granada.
Aymeric Laporte, durante el encuentro contra el Granada. / EFE
  • El central firma un regreso aciago y condena a los rojiblancos, que se ven privados de su sexto triunfo consecutivo

Habían llegado al fin tiempo felices al Athletic. El equipo rojiblanco había alcanzado un nivel de eficacia brillante, los autores de los goles se sucedían y Ernesto Valverde había dado con un 'once' definido. Los hinchas casi podían recitar la alineación que se encontrarían después sobre el césped, que había despachado cualquier duda con su cadena de cinco victorias. Al fulgurante estado de forma de los rojiblancos se unía además el regreso de Aymeric Laporte, que se perdió el anterior encuentro. Pero el galo se convirtió de pronto en el eslabón defectuoso del Athletic, situado de nuevo en la casilla de salida por su inesperado mazazo moral.

El optimismo se había disparado en las últimas semanas por las brillantes actuaciones de los rojiblancos, sobre todo después de haber logrado el liderato de su grupo en la Europa League (con goleada sobre el Partizan incluida) y de haberse asomado a la zona noble de la tabla. El gol no era ya una cuestión monopolizada por Aduriz, el equipo de Valverde podía solventar diferentes problemas por su versatilidad y el centro el campo jugaba con una solemnidad implacable. El Granada, sin embargo, se encontró con un partido soñado durante la primera mitad a costa de un Athletic oscuro.

Al encuentro el faltaba ritmo, glamour y grandes ocasiones. Pero lo que parecía un acercamiento con cierta inquietud en los minutos iniciales se transformó en una carga demasiado pesada que condicionó el enfrentamiento. Success envió un centro raso y Laporte trató de anticiparse. El francés lo logró en primera instancia, pero cogió adelantado a su portero y adelantó sin querer al Granada. El galo perdió de pronto su seguridad, que es una garantía para la zaga rojiblanca, y no pudo sobreponerse a su propio fallo.

Ocasión de gol

El francés intentó que la adversidad no le afectara, comenzar el partido de nuevo y darle la vuelta al marcador. Pero Laporte no tenía su día. Perdió la pelota cuando trató de conducirla hasta el campo rival, el Athletic añoró sus destellos de calidad a la hora de iniciar el juego o desbaratar contragolpes y tuvo un error clamoroso al sacar el balón jugado en el segundo gol del Granada. Para colmo, el defensa desaprovechó una gran ocasión de gol casi al final, con el choque casi decidido.

Laporte, uno de los chicos de moda del Athletic por su vinculación con la selección de Francia y España y por figurar en los gigantes de Europa, firmó así su regreso más aciago y se convirtió en el inesperado eslabón defectuoso de la cadena rojiblanca, que se quedó sin su sexta victoria consecutiva a las puertas de los puestos europeos y la certeza de que Los Cármenes, donde Valverde no conoce la victoria como técnico del Athletic, parece su purgatorio.